México D.F. 19 de February de 2017 - 08:15

Miguel Ángel Sánchez de Armas

JUEGO DE OJOS/El embajador

MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ DE ARMAS. Hace algunos años conocí a Miguel Basáñez en una reunión. Después lo vi en un par de ocasiones; no somos amigos y no creo que me recuerde. Pero será nuestro embajador en Washington y el sábado anterior comenté en una cena que lo veía como encuestador y académico prestigiado, pero no lo imaginaba representándome en ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas*/Señor y esclavo de la palabra

Miguel Ángel Sánchez de Armas/JUEGO DE OJOS. Este mes se conmemora el medio siglo de la muerte de uno de los hombres emblemáticos de la historia contemporánea. Durante los últimos veinte años de su vida Winston Churchill fue aclamado como el más grande inglés de su tiempo y a su muerte, el 24 de enero de 1965 a los 91 ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Goodbye, Ben

  Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de ojos. Sabido es que los grandes periodistas no mueren: se diluyen lentamente en el éter y nunca desaparecen del todo. El martes 21 Benjamin Crowninshield ‘Ben’ Bradlee, siguió este camino. El Mundo de España reseñ ompasase le conocense diluyenenodo.as no mueren: se disuelven  partido. Estatuto de Nueva Alianzaó así la noticia: “Hoy es ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Escribir en las tinieblas

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de ojos. En mayo de 2007, cuando las cenizas de otro conflicto en el Medio Oriente humeaban, dediqué una entrega de JdO al dolor insondable de un padre a quien le fue arrebatado un trozo de alma. Yo, que no soy antisemita, ni antipalestino, ni antiárabe, ni antiyanqui, ni antiruso, y que sólo poseo una ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Sí, pueden comernos vivos

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de ojos. No caeré en la soberbia intelectual de lanzar una admonición a los políticos profesionales que tomaron a chunga la advertencia del gobernador de California sobre la conducta de las grandes petroleras de su país, pero debo decir que la Shell, la Exxon, la Haliburton, la Chevron, la Amoco, y en particular la Standard, ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Ve y dilo en la montaña

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de ojos. Leo en Tiempo de morir -el estrujante testimonio sobre el motín de la cárcel de Attica en 1971- el pasaje del agitado encuentro de Tom Wicker con James Baldwin. Wicker, reportero, rubio y waspiano, grita a Baldwin, escritor negro y revolucionario, que gustoso daría su piel blanca a cambio del talento literario de ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Dios no es redondo

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de ojos. Soy de los pocos mexicanos que no se dejaron seducir por Juan Villoro con su propuesta de elevar a divinidad la justa nacida en la Pérfida Albión para narcotizar a los nativos cuya carga lacera las espaldas del hombre blanco, y desde luego rechazo de manera tajante que el futuro de mi querido ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Manuel Buendía, in memoriam

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de Ojos. Hace tres décadas murió asesinado Manuel Buendía Tellezgirón. El 30 de mayo de 1984 fue miércoles. Por la tarde, el autor de “Red Privada” -la columna cuyo nombre se hizo sinónimo de lo mejor de nuestro periodismo de análisis y reflexión- abandonó la oficina que rentaba en un viejo edificio de Insurgentes, a ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Morir de amor

Miguel Ángel Sánchez de Armas/ Juego de ojos. En El Lencero, muy cerca de Xalapa, se encuentra el casco de una hacienda que fue de Santa Anna. Es una casona bella y fresca, rodeada de jardines y un lago en el que se deslizan cisnes negros altivos y ausentes. A un costado, la capilla que el Generalísimo levantó para una ... Leer Más »

Miguel Ángel Sánchez de Armas/Elogio del periodismo

Para Angélica Domínguez, en su recepción profesional Miguel Ángel Sánchez de Armas/Juego de Ojos.- Cuentan que a Riszard Kapuscinsky sólo lo pudieron separar de su máquina de escribir cuando lo llevaron al quirófano, y que despertó de la anestesia para despedirse y morir. Tenía 74 años. Pienso que más que de enfermedad, murió de tristeza al saber que su carrera ... Leer Más »