José María Arellano

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ Tenía ganas de recordarle a su…

“…pero vendrán otros, no lo dudo… y por ellos, algún día sabremos qué empuja al hombre al mal… y al bien…” El Alienista JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Al menos en una ocasión fuimos testigos de acoso en la escuela y, por igual, tuvimos la necesidad de defender al agredido. En la segunda mitad de los sesentas, fui junto con un …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ Qué dependientes somos

JOSÉ MARÍA ARELLANO. Desde la inauguración del Conjunto Habitacional Nonoalco Tlatelolco, “todo estaba canelita”. La recolección de desechos, gas, luz, agua, telefonía, antena de televisión… seguridad. Sí, aunque parezca de fábula. El recorrer las tres secciones, un gran paseo. Áreas jardineadas, el agua de riego dependía del tratamiento de aguas grises ubicado en el jardín “La Pera”, segunda sección. En …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ Dos familias

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. No hay recetas para la formación de una familia. Aunque, de economía similares, no obedece a que se desarrollen igual. Por los años sesentas, dos amigos de trabajo; uno, el jefe, con 4 hijos; el otro, el subordinado, con 5 hijos. Los dos, en conformación de sus propias familias, a bien, cada quien daba a sus …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ ¿La diferencia es la iluminación?

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Hay costumbres que no cambian, se resisten al tiempo. Algunas por miedo o falta de recursos, sobreviven en una veta donde el tiempo se detuvo. Hace unos 15 años, recorriendo las calles del Centro Histórico, en búsqueda de algún lugar diferente para comer, para cambiarle. O, a veces porque el tiempo para comer se agotaba y …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ “Los árboles no me dejan ver el bosque”

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Quisiéramos tener control de muchos eventos e incluso de personas, empezando por los seres que penden, económica o sentimentalmente de nosotros; de hecho es imposible. La ciudad siempre ha representado un peligro. El salir de casa, era un reto que no lo veíamos, damos por un hecho, sin peligro alguno, como si pasáramos de la sala …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ De la mano

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Hay sucesos, cosas e incluso personas que irremediablemente interrelacionados, algunas por naturaleza o necesidad. En la segunda mitad de los años sesentas, mi mamá nos llevó al Aurrera Buenavista. Siendo chamacos, nos asombraron las instalaciones, los anaqueles y productos. Era temporada prenavideña,  ¿qué creen? En el departamento de juguetería mostraban la novedad, una autopista de juguete, …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ ¡Baaajaannn…!

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Ayudar a los demás, tiene su importancia. Pero el ayudar sin considerar las repercusiones pierde el sentido. Por aquellos años de los sesentas, era peculiar ver a personas afectadas por la poliomielitis. Niños y adultos. En las escuelas eran motivo de burla, “le falla un remo”, “el inmortal” “el punto y raya”. Así como quienes usaban …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ “¡Bola de ineptos…!”

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Las personas tienen su historia que por circunstancias imprevistas se conocen. Las etapas de la vida avanzan, sin percatarnos del ingreso o salida de cada una de las fases.  El niño, rara vez piensa sobre la muerte, el infante no se ve muerto. El adolescente, como comúnmente se dice, “se quiere comer el mundo a puñados” …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ “Sé quién eres”

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. En un mundo donde cada día aumenta la población, hay quienes desean sobresalir o al menos darse a conocer. En los sesentas, la población en Tlatelolco, era reducida. Generaciones de matrimonios jóvenes con hijos de corta edad. Los departamentos habitándose poco a poco. El conocer a los vecinos, de manera circunstancial. Vecinos, compañeros del jardín de …

Read More »

INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ “Hasta dónde hemos llegado…”

  JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Cada época tiene sus características; miedos y prejuicios, con el tiempo pasan. Años después nos reímos. En los sesentas, el jugar era en las calles; la cascarita, principalmente; stop, el avión, rayuela, las canicas, carreteritas, burro castigado, 6 por 3 dieciocho… Algunos se compartían a la hora del recreo; otros, en la calle del barrio. …

Read More »