EL OTRO DATO/ No sirve reforma fiscal

 

JUAN CHÁVEZ. No es la oposición la que clama cambios a la reforma fiscal. Es el sector productivo, agrupado en la Coparmex, el que señala que tal reforma, considerada estructural por el presidente Peña Nieto, solo ha servido para retrasar la economía y generar empleos mal pagados.

Puede, la voz oficial, cantarle himnos. Lo cierto, lo evidente, lo da el nivel de endeudamiento del país tan solo con la pretensión, por parte de las autoridades hacendarias, de sortear el déficit.

El diputado Marko Cortés, coordinador del grupo parlamentario de Acción Nacional en la Cámara de Diputados anota que la deuda externa que en 2012 sumaba 34% del Producto Inter Bruto, ahora, en 2017 es superior al 52%. ¡Casi el doble! Todo por cuidar que el déficit se incremente.

En tales circunstancias es necesario despolitizar las medidas financieras y llevar a cabo las reformas para que el progreso del país descanse en una política fiscal que grave el volumen de lo producido y no por tasas impuestas “a lo poco producido en el país”.

Hasta ahora los impuestos le pegan a los que más ganan y con la reforma fiscal, el gobierno eliminó los deducibles a las prestaciones de la clase trabajadora.

Con ello solo se ha contraído la economía, desincentivar el crecimiento y la atracción de inversiones y, en suma, retraer la generación de empleos, aunque Peña Nieto cante victoria con los 2.5 millones de nuevos puestos de trabajo creados en los casi cinco años de su administración.

Lo evidente es que México requiere de la creación de un millón de empleos al año, tan solo para superar el rezago que en la materia arrastra desde hace décadas.

La reforma fiscal lo único que ha logrado es sangrar más los bolsillos de los contribuyentes con un ISR que la masa laboral y sus patrones han demandado se reduzca.

Se ha buscado recaudar con base en tasas altas y no a producciones altas.

Al quitar la deducibilidad de las prestaciones a los trabajadores, se provocó, en los hechos, que la masa laboral gane menos.

Se incrementó la pobreza pues.

Y el avance del país camina a tientas.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo