Miércoles , 23 Agosto 2017

TRAS LA PUERTA DEL PODER/ EPN va por un PRI que dispute el futuro

  

Roberto Vizcaíno

ROBERTO VIZCAÍNO. Iniciadas ayer las cinco mesas temáticas para reformar al PRI, todo indicó que el motor y el proyecto de esa transformación es ni más ni menos que Enrique Peña Nieto.

La omnipresencia del Presidente de la República quedó impresa a través de sus más cercanos, quienes asumieron el control del debate y de la elaboración de documentos.

Así a la de Estatutos con sede en la ciudad de Campeche, acudieron los diputados Jorge Carlos Ramírez Marín y César Camacho –coordinador de su grupo en San Lázaro- y el senador Emilio Gamboa, líder de su bancada en la cámara alta.

En Guadalajara los trabajos sobre la Visión de Futuro fue dominada por el expresidente del PRI Manlio Fabio Beltrones, pero por ahí se aparecieron Miguel Ángel Osorio Chong y Federico de la Madrid, secretario de Turismo y autoproclamado precandidato a la Presidencia de la República.

En la de Toluca, donde se discute lo referente al Programa de Acción, acudió el secretario de Salud y exrector de la UNAM, José Ramón Narro, a quien mucho señalan con grandes posibilidades de ser el abanderado del tricolor para la presidencial de 2018.

Así como ellos en esas mesas estuvieron presentes casi todos los más de 50 senadores del PRI, especialmente los directamente involucrados en esos trabajos como Enrique Burgos, quien fue responsabilizado de elaborar los documentos centrales que se debatirán en cada una de las mesas, y el senador Ernesto Gándara, secretario Técnico del Consejo Político Nacional de este partido.

El número de diputados rebasó los más de 100 de los 210 que tiene el PRI en San Lázaro.

En su mayoría los más leales a Peña Nieto.

Pero por sobre los personajes, están presentes los pronunciamientos del propio Enrique Peña Nieto respecto de lo que debe ser y por lo que debe ir el PRI en el futuro.

DIAGNÓSTICO

De entrada el mexiquense de Los Pinos considera que el PRI ha sido la principal fuerza del cambio y la transformación de México y que prácticamente todas las instituciones, infraestructura y programas han surgido de priístas.

En este contexto incluye a su propia administración la cual, dice, fue la que se atrevió y tuvo la audacia de asumir el costo de proponer y sacar adelante, y aplicar, las grandes reformas estructurales que la oposición no quiso ni pudo encabezar.

EL MUNDO CAMBIA

Este PRI que hoy mismo está en transformación para ir a una nueva etapa, deberá ser capaz de actuar y mantener el poder dentro de un país en ebullición.

“La realidad social, política, económica y cultural del mundo está cambiando. Vivimos tiempos nuevos y retos inéditos… los cambios demográficos, las comunicaciones instantáneas, la información ilimitada, el cambio constante de la tecnología, las tensiones de un mundo acelerado, son condiciones que modifican conductas y aspiraciones.

“Cambios disruptivos que generan nuevos paradigmas, nuevas oportunidades, nuevas formas de interacción, pero también nuevas y crecientes demandas. En gran parte del mundo las sociedades manifiesta insatisfacción”.

Evidentemente México y el PRI no son ajenos a eso.

En ese contexto el populismo cobra fuerza. Y hay que prepararse para derrotarlo, dice.

“Este nuevo México está en construcción y no nos podemos quedar a medio camino… nuestro deber, es consolidarlo… Es el momento de armar la agenda para los próximos años.

“Los priístas tenemos el deber de imaginar, visualizar y definir las siguientes etapas de la vida nacional”, afirma.

De ahí que ahora se deba retomar lo expuesto por Jesús Reyes Heroles hace 40 años a fin de ir primero por el proyecto y el programa, y después por el nombre de quien deberá encabezar esta nueva etapa del PRI en el poder.

Y es que, de acuerdo a lo que Peña Nieto ha dicho en sus tres intervenciones en sus visitas al PRI, no tiene la menor duda de que será un priísta quien lo suceda en la Presidencia de la República a partir de 2018.

“Habrá quienes cuestionen mi optimismo, y nuestra seguridad en el triunfo del PRI”, dijo en su intervención  ante el VI Consejo Político Nacional del tricolor el 27 de noviembre de 2016.

Entonces también afirmó que en la elección de 2018 estará no sólo en juego la Presidencia de la República, sino el futuro de México.

Esto mismo lo volvería a señalar el 4 de marzo de este 2017 al encabezar el 88 aniversario del PRI.

Ahí dijo que “en este mismo auditorio (el Plutarco Elías Calles de la sede nacional del tricolor) celebramos juntos la noche del 1 de julio de 2012 el triunfo del PRI y su regreso a la Presidencia de la República. Aquí volveremos a festejar, estoy seguro, en el 2017 y 2018”, adelantó.

UN PRI CERCANO A LA GENTE

Ya desde entonces Peña Nieto prefiguró q2ue PRI saldría de la 22 Asamblea.

El partido que buscará sacar adelante en estos días, será uno en el cual, afirmó, “al interior se luche contra la corrupción y se sancione a quienes han traicionado y lastimado a nuestro partido.

“Quienes hayan violado la Ley, habrán de enfrentar la consecuencia de sus actos. La deshonestidad no encontrará espacio en el PRI del Siglo XXI…

“Tenemos que redoblar esfuerzos, trabajar más, acercarnos a la gente y tocar puertas, todas las que sean necesarias.

“Tenemos que trabajar para mantener y multiplicar nuestra base de militantes y simpatizantes.

“Esto exige que el partido salga a las calles, que deje la comodidad del escritorio y que convenza a los electores.

“Esa es la ruta. Así de elemental, pero, al mismo tiempo, así de desafiante”, precisó.

Peña Nieto quiere entonces que de la 22 Asamblea que encabezará este sábado en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, ante quizá unos 15 a 20 mil priístas que vendrán de todo el país, salga un proyecto que garantice “cercanía con la gente”, para que “la entrega de nuestros candidatos y la unidad interna sean la base del triunfo de nuestro partido en… el 2018”.

INE ANULA SU RESOLUCIÓN

Al publicar el INE hasta ayer en el Diario Oficial de la Federación las modificaciones al Reglamento de Fiscalización en las que se había apoyado para afirmar que el candidato del PRI a la gubernatura de Coahuila Miguel Ángel Riquelme había incurrido en un rebase de topes de campaña, el propio Instituto anuló esa resolución con la cual el PAN pedía la anulación de esos comicios.

Ello fue celebrado ayer mismo por el propio candidato Riquelme y el presidente del PRI Enrique Ochoa Reza, quien ayer estuvo presente en las 5 mesas temáticas donde se elaboran las reformas del PRI.

Ochoa Reza indicó que al publicar hasta ayer en el Diario Oficial esas modificaciones, confirma que “la Unidad Técnica de Fiscalización del órgano electoral se adelantó a aplicar criterios, por lo que reitero que no hubo rebase a los topes de gastos campaña”.

El dirigente dijo confiar en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial desechará la resolución anterior del INE.

Ochoa aprovechó para informar que le llamo a Alfredo del Mazo, a quien felicitó por haber recibido su constancia de mayoría por parte del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_RVizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

www.entresemana.mx

Compartir articulo