Travesía 196/ Terremotos/Alejandro Nava

Serafín Vázquez

Puebla, Puebla, 25 de septiembre (entresemana.mx).- Quizás las referencias más recientes sobre grandes terremotos sean el de Acapulco, Guerrero, del 28 de julio de 1957 (M=7.9, Ms=7.7) que causó 160 muertos, y daños en la Ciudad de México, todos recuerdan cuando se cayó el Ángel de la Independencia.

Luego los de la Ciudad de México el 19 y el 20 de septiembre de 1985 (M=8.1-8.2, Mw=7.9- 8.1) con 20, 000 muertos.

La referencia más inmediata para Puebla era el sismo del 15 de junio de 1999, con magnitud 7.1 y con epicentro en la zona de Tehuacán, con 20 muertos.

Pudiéramos creer que los grandes terremotos son pocos comunes en nuestro país, pero no es así. En Terremotos, el autor hace un recuento de al menos 30 de 1900 a 1985, por eso no debe sorprendernos los dos más recientes de septiembre de 2017 (Pijijiapan, Chiapas de magnitud 8.2; y Axochiapan, Morelos de magnitud 7.1) y atribuirlos al fin del mundo o a fuerzas externas a nuestro planeta.

Nava hace un repaso sobre los mitos con que en la antigüedad se explicaban el origen de los sismos (Japón: un pez que se agitaba en el centro de la Tierra). Los aztecas pensaban que había eras o ciclos de vida a las que llamaban Sol, y que los soles terminaba por diferentes calamidades o desastres. A la llegada de los españoles, los antiguos mexicanos pensaban que vivían el Quinto Sol, y que éste se acabaría por un terremoto.

Los griegos fueron los primeros en explicarse los sismos por causas naturales y pensaron que era por la humedad de la Tierra.

En la Edad Media, la Iglesia los atribuyó a la ira divina y prohibió toda teoría “científica”. Fue, escribe el autor Nava, A. von Humboldt uno de los primeros en atribuirlos a las fallas geológicas.

Los sismos ocurren cuando las rocas no soportan los esfuerzos a los que están sometidas y se rompen súbitamente, liberando energía elástica en forma de ondas sísmicas.

 

La energía que se libera durante los grandes terremotos es cien mil  veces mayor que la bomba nuclear o atómica que Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima para destruirla, de ahí que pueda mover grandes superficies, a veces todo un país.

El punto donde comienza la ruptura se llama hipocentro, y el punto de la superficie terrestre localizado inmediatamente arriba de él se llama epicentro.

Si los sismos ocurren a una profundidad menor a 60 kilómetros se les llama someros o poco profundos. El tema es tan grande que es imposible abordar aquí los muchísimos conceptos que explica Nava en Terremotos: Fallas geológicas, ondas, plasticidad y elasticidad, tipos de fallas, placas sobre las que se asienta México y otros países. La Tierra y su estructura: Corteza, manto, astenosfera, núcleo interno y núcleo externo, cuya actividad influye en la corteza terrestre que habitamos.

El libro no pasa de los 60 pesos, y quizá le sea útil para decidir qué hacer antes, durante y después de un temblor para conservar la vida de usted y sus seres queridos; temas que aborda en sus últimos capítulos.

Terremotos (fragmentos)

LOS TERREMOTOS constituyen una de las catástrofes naturales más devastadoras y más aterradoras que existen…

En unos cuantos momentos, miles de personas pueden perder bienes, salud, seres queridos y, tal vez, la vida. Algunos terremotos han llegado a causar cientos de miles de muertes y graves daños en áreas de miles de kilómetros cuadrados, y se recuerdan como fechas dolorosas de la historia de la humanidad…

Guatemala, 4 de febrero de 1976 (Ms = 7.5), 23 000 muertos.

Valparaíso (Chile), 3 de marzo de 1985 (Mw = 8.0).

Otros factores que influyen en la cantidad de daños que produce un terremoto son: la densidad de población; la profundidad del foco del terremoto; el tipo de construcción y las condiciones locales del suelo…; la hora local de ocurrencia del terremoto (causan más víctimas los que ocurren de noche…

México es uno de los países más sísmicos del mundo… Su geología refleja… que gran parte de su territorio esté sometido a enormes esfuerzos que causan, entre otros efectos, grandes terremotos…

Michoacán, 19 de septiembre de 1985 (M = 8.1 – 8.2, Mw = 7.9 – 8.1), 20000 muertos.

Michoacán, 20 de septiembre de 1985 (local) (M = 7.5, Mw = 7.6 – 7).

Réplicas

II.5.2 Réplicas. Después de un temblor grande ocurren muchos temblores más pequeños, llamados réplicas…

II.6 Enjambres

A veces ocurren episodios sísmicos que consisten en un gran número de eventos sin que haya alguno que sea bastante mayor que los demás… Este tipo de episodio es llamado enjambre; los eventos que lo constituyen raramente son muy grandes…

III.6 Tsunamis

Tsunami es una voz japonesa con la que se designa a las olas marinas, generadas por terremotos, que azotan las costas minutos u horas después del sismo. El terremoto de Michoacán, del 19 de septiembre de 1985, generó tsunamis de unos 1.5 m de altura que azotaron las costas de Michoacán y Guerrero…

VII. Aspectos sociales de la predicción

Imaginemos qué pasaría si, en un momento dado, se avisara que dentro de 3 horas (o 6 o 24) se produciría un terremoto de magnitud cercana a 7.5 que afectaría a la ciudad de México. La cantidad de muertes y daños que causarían el éxodo y el pánico resultantes sería mayor, probablemente, a la que podría causar el sismo…

Y, ¿qué pasaría si la predicción NO SE CUMPLE, esto es, que se da una falsa alarma? En este caso la sociedad habría soportado una serie de molestias, gastos y pérdidas inútilmente… Además, una o varias falsas alarmas lograrán que se haga caso omiso de las subsecuentes predicciones, que pueden ser buenas.

Tras los terremotos de Michoacán de septiembre de 1985, abundaron las predicciones hechas por gentes, quién sabe si locos o vivales… pero ciertamente irresponsables, quienes nombrándose miembros (o dirigentes) de centros de estudio inexistentes, engañaban al pueblo.

IX.1 Antes del terremoto

  1. d) revisar los ornamentos, marquesinas, balcones, anuncios, etc., que puedan desprenderse en caso de terremoto
  2. f) 2) los muebles altos, como libreros, roperos, etc., deben estar fijos (de preferencia por su parte superior) a la pared; 3) no colocar adornos u objetos pesados sueltos en lugares altos desde donde puedan precipitarse sobre las personas; 4) los sillones, camas, etc., deben estar alejados de las ventanas que tengan vidrios grandes o de los tragaluces…
  3. g) determinar de antemano cuáles habitaciones son seguras y cuáles no en caso de terremoto, y estudiar la mejor manera de evacuar la casa o edificio…
  4. i) en cada casa, cerca de la puerta o vía de escape, deben colocarse maletas que contengan medicinas, linternas, agua… algunas latas de comida, un silbato…

IX.2 Durante el terremoto

¡Mantener la calma!…

Si el terremoto lo sorprende en la calle es conveniente alejarse de los edificios, por lo menos a una distancia correspondiente a la mitad de su altura, para evitar ser lastimado por trozos de vidrio, cornisas, etc., que se desprendan.

Colocarse lejos de los cables de alta tensión… cuidado al cruzar las calles, ya que hay personas que pierden el control de sus vehículos…

IX.3 Después del terremoto

Importante: ¡debe tomarse en cuenta que pueden producirse más terremotos! La ocurrencia de réplicas es segura, y algunas pueden ser de gran magnitud…

2) No caminar descalzo en, o cerca de, los lugares donde haya habido daños. Protegerse la cabeza (casco…

4) Desconectar inmediatamente la alimentación de corriente eléctrica y de gas.

9) No beber o comer de recipientes abiertos que se encuentren cerca de vidrios rotos; filtrar los líquidos (a través de un pañuelo…

No propagar rumores. No estorbar las labores de rescate por estar de mirón… No alejarse de los suyos sin avisarles a dónde va.

Escala de intensidades de Mercalli modificada

  1. No es sentido.
  2. Es sentido por personas que se hallan en reposo…

III. Es sentido en el interior de las habitaciones. Los objetos colgantes se balancean. La vibración es parecida al paso de un camión ligero…

  1. Los objetos colgantes se balancean. Vibración, semejante al paso de camiones pesados, o… como si una pelota pesada golpeara las paredes.
  2. Es sentido fuera de las casas; puede estimarse su dirección. Las personas dormidas despiertan. Los líquidos experimentan alteraciones; algunos se derraman. Los objetos inestables y pequeños se mueven…
  3. Es sentido por todos. Muchas personas se asustan y salen corriendo de sus casas. Se dificulta caminar. Las ventanas, platos y objetos de vidrio se rompen. Adornos, libros, etc., caen de los estantes… Se agrieta el yeso débil y las construcciones tipo D…

VII. Es difícil permanecer de pie. Los automovilistas sienten cómo se agita el piso. Los objetos colgantes vibran. Se rompen los muebles. Daños a construcciones tipo D, incluyendo grietas… Se produce caída de yeso, de ladrillos, de tejas, de cornisas… y de ornamentos arquitectónicos.  Se abren algunas grietas en las construcciones tipo C…

 

VIII. Se dificulta conducir un vehículo y quizá hasta se pierde el control del auto. Daños a las construcciones tipo C; colapso parcial. Algunos deterioros en las construcciones B; ninguno en construcciones A.

Las casas de armazón son movidas de sus cimientos si no están aseguradas a ellos

  1. Pánico general. Las construcciones son destruidas: las de tipo C quedan gravemente dañadas o, a veces, se caen del todo y las de tipo B quedan dañadas seriamente. Averías generales a los cimientos, y muy serias a las cisternas y presas…
  2. La mayor parte de las construcciones de mampostería y de armazón, así como sus cimientos son destruidos. Algunas estructuras y puentes, construidos caen… Los rieles de las vías de ferrocarril se doblan levemente.

XI Los rieles quedan doblados considerablemente, y las tuberías subterráneas completamente fuera de servicio.

XII. La destrucción es casi total. Grandes masas de roca son desplazadas. Los objetos son arrojados al aire.

Construcciones A: Trabajo, concreto y diseño buenos; reforzadas, en especial lateralmente, y amarradas usando acero, concreto, etc.; diseñadas para resistir fuerzas laterales.

Construcciones B: Trabajo y concreto buenos; reforzadas, pero no diseñadas especialmente para resistir fuerzas laterales.

Construcciones C: Trabajo y concreto ordinarios; sin debilidades extremas, como falta de amarres en las esquinas, pero tampoco reforzadas ni diseñadas contra fuerzas horizontales.

Construcciones D: Materiales débiles como adobe; concreto pobre; baja calidad de mano de obra; débiles horizontalmente.

 

Terremotos

Alejandro Nava

FCE, SEP, CONACyT, México, 2002.

Colección La Ciencia para Todos

Compartir articulo