VISIÓN FINANCIERA/ Esperan congruencia legislativa en Yucatán

 

CARLOS HOWARD. Por increíble que parezca y pese a que Yucatán ostenta el primer lugar en consumo de alcohol entre su población, el Ejecutivo estatal encabezado por Rolando Zapata Bello envió al Congreso local un proyecto de reforma a la Ley de Prevención de las Adicciones y el Consumo Abusivo de Bebidas Alcohólicas y Tabaco del Estado, con el que busca flexibilizar las distancias que hasta ahora deben cumplir los expendios de bebidas alcohólicas.

 

Fue el pasado martes cuando el tema fue incluido en la agenda del Legislativo estatal, sin embargo, no pudo discutirse, por lo que precisamente hoy martes en la sesión ordinaria podría ser analizado y probablemente aprobado, pues nos cuentan hay mucho interés también por parte de la Secretaría de Gobierno, liderada por Antonio Rodríguez Asaf, y por la de Fomento Económico, al frente de Ernesto Herrera Novelo.

Parece que el gobernador no está enterado o se le olvida que 51% de la población de la entidad consume alcohol, además de ostentar el nada honroso primer lugar nacional de alcoholismo, lo que la pone a la cabeza en el consumo de drogas legales, según datos recientes del Centro de Integración Juvenil (CIJ).

Para la Secretaría de Salud federal, que dirige José Narro, este tema se ha convertido en un dolor de cabeza, pues en el primer semestre del año, la entidad se mantuvo también como la de mayor número de personas atendidas por consumo excesivo de alcohol.

Según reportes de la dependencia, en el primer semestre de 2017, Yucatán sumó 4,418 casos de intoxicación por ingesta de alcohol; lo cual representa 110 más que en el mismo periodo de 2016, cuando se reportaron 4,308 intoxicaciones.

Apenas en diciembre de 2016, la Ley de Salud de Yucatán fue reformada en el tema de Prevención de las Adicciones y el Consumo Abusivo de Bebidas Alcohólicas y Tabaco, para reforzar las sanciones que hasta entonces se aplicaban, sin embargo, nueve meses después podría flexibilizarse con el único afán, dicen, de promover la competencia, pero sin atender de raíz los graves índices de alcoholismo que hay en la entidad.

Ante tal situación, la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Mérida, de Juan José Abraham Daguer, no obstante que dijo estar en pro de la competencia, reconoció las altas tasas de alcoholismo en la entidad, y se manifestó porque tal legislación no sea aprobada sin que se hayan tomado medidas que demuestren que esta situación se está revirtiendo.

Por ello, se espera que en la sesión legislativa de este martes, congruentemente los legisladores yucatecos decidan no aprobar tales reformas, pues por ahora la entidad requiere precisamente lo contrario para salir de este problema de salud pública.

*** Lanzamiento imperdible

TOME NOTA *** “El ciudadano, el enemigo y el Estado”, es el título del reciente libro que el abogado Ulrich Richter presenta este jueves. El también activista ciudadano plantea una interesante tesis acerca de que en México existen dos derechos penales: un sistema garantista para los delitos que no son de alto impacto, y uno especial de restricción de derechos humanos para los ilícitos que constituyen crimen organizado.

Este último sistema desnaturaliza al ciudadano, lo personaliza y lo hace un ente peligroso. Bajo el régimen de excepción las personas se convierten en enemigos del Estado y son aniquilados, destaca Richter quien previamente ha publicado las obras Manual del Poder Ciudadano y De la Protesta a la Participación Ciudadana

En otras palabras, señala que para combatir la delincuencia el Estado está tendiendo gradualmente a minimizar los derechos humanos.

Backs_8@hotmail.com

www.entresemana.mx

Compartir articulo