Caifanes hace vibrar a más de 120 mil personas en el Zócalo capitalino

Ciudad de México, 11 de Noviembre (Notimex/entresemana.mx).- Más de 120 mil personas vibraron con la banda Caifanes, que derrochó energía la noche de este viernes durante el concierto que ofreció en la plancha del Zócalo capitalino, como parte de las actividades de la Semana de las Juventudes.

Los anfitriones inyectaron de nostalgia al kilómetro cero de la Ciudad de México y pusieron a cantar a los fieles seguidores con los éxitos cosechados durante sus 30 años de trayectoria.

En este recital la agrupación mexicana dedicó unos momentos a los afectados por los recientes sismos que sacudieron al país, y además recordó al fallecido Juan Gabriel con el tema “Te lo pido por favor”.

El público de todas las edades le dio la bienvenida al grupo con un fuerte aplauso y gritos de euforia, mientras que éste respondió con saludos y reverencias antes de dar el banderazo de salida a esta fiesta con “Viento”.

Durante las 25 melodías que sonaron, el ambiente se mantuvo con mucha energía, mientras que el cantante Saúl Hernández, Sabo Romo (bajo), Alfonso André (batería) y Diego Herrera (teclados y saxofón) derrocharon energía sobre la plataforma.

“Gracias por estar aquí y acompañarnos, que Dios te bendiga hoy y siempre, muchas gracias, pondremos a Caifanes en tus pies”, dijo el vocalista antes de arrodillarse.

Agregó que “el aplauso es para ti, no para nosotros, a la vida no hay que tenerle miedo, sino coraje”, dijo antes de rockear con “Nubes”, “Para que no digas que no pienso en ti” y “Te estoy mirando”.

Fue con el corte “Vamos a hacer un silencio” con el que Caifanes rindió homenaje a los damnificados por los terremotos en el país y a las personas que echaron la mano en todo momento.

“Queremos dedicar esto a quienes sufrieron por el sismo que movió al país hace algunas semanas y a toda esa gente que salió a entregar su corazón, su esfuerzo, movió las manos para sacar a personas entre los escombros”, indicó.

Asimismo, recordó a los brigadistas, a quienes dieron comida y subrayó que este acto altruista fue un ejemplo para todo el mundo. “Gracias y seguimos pidiendo las donaciones, porque falta mucho por hacer, construir, por favor sigámoslo haciendo”, pidió.

Uno de los momentos cumbre de la noche llegó con “Dioses ocultos”, “Mátenme porque me muero”, “Perdí mi ojo de venado” y “Afuera”, con el que varios bailarines de danza prehispánica aparecieron en escena para ambientar con su ritmo.

Compartir articulo