POSTIGO/ Pobre INE pobre

JOSÉ GARCÍA SÁNCHEZ. Lorenzo Córdoba más que indignado por haberle reducido el presupuesto a su empresa particular, se sintió traicionado, utilizado. Si hay un factor que el PRI tiene como eje central de sus triunfos electorales se llama INE.

Las canonjías de la alta burocracia que conforman los consejeros electorales del INE, son muchas, tan variadas como perversas y a pesar de ello el consejero presidente, Lorenzo Córdova, lamentó la decisión de los diputados de reducir su presupuesto para 2018, al restarle 800 millones de pesos.

No es justo restar derechos laborales  nadie, al contrario, es necesario que quienes tienen mayores prestaciones contribuyan para que el resto de los trabajadores la tengan.

En el INE, por ejemplo, se le otorgan al trabajador seis meses de salario al casarse, y sucede que se apresuran a casarse entre ellos, aunque uno o los dos sean gays. Se divorcian a los pocos meses y obtuvieron dinero del instituto que contribuye a la felicidad de los contrayentes.

El escándalo de Luis Carlos Ugalde, cuando era consejero presidente,  con las casas que se sortearon del Fovissste es my conocido, al quedarse él con una, en un sorteo que deja mucho que desear, y a pesar de las dudas, nunca se le ocurrió regresarla para limpiar su nombre.

Este año electoral hay comicios presidenciales, por ello los consejeros electorales consideraron que era “justo” que les aumentaran el presupuesto. O sea, que más allá de los porcentajes de la inflación, los consejeros saben que les toca aumento en los ingresos sistemáticamente.

El escándalo del despido de Santiago Nieto, titular de Fepade, dejó muchos puntos oscuros en el tema electoral, y el gobierno se dio cuenta de que la cúpula del INE no goza de las simpatías de la población, menos aún si se quiere que los resultados de las elecciones tengan credibilidad y los triunfadores legitimidad. Pero no la tendrán hasta que por lo menos la mitad de los once consejeros no formen parte del Consejo General, ni del INE, ni como asesores, ni como representantes ante el instituto de nadie.

Ante tal recorte Lorenzo Córdova dejó entrever que las elecciones pueden ser un fracaso ante tal recorte, al señalar que el INE tiene en puerta la organización de “las elecciones más grandes en la historia de México. Pero se apresuró a decir que el proceso electoral no está en riesgo, destacó que el monto “rasurado” al INE “es equivalente a la instalación de 24 mil casillas en donde emitirían su voto 13 millones de ciudadanos”.

Pero la poca o nula credibilidad del INE es precisamente por el exceso presupuesto que se le otorga. Ahora, del monto total que había pedido el INE, sólo 18 mil 226 millones de pesos serían destinados al gasto operativo de la institución, pues los 6 mil 800 restantes son para las prerrogativas que recibirán los partidos políticos.

Córdova Vianello se quejó de que el recorte incide directamente en la operación del instituto, y resaltó que “el monto que corresponde a los partidos políticos no fue tocado en ningún centavo”.

Córdova se siente usado por el poder, al que considera un ente ingrato, por decir lo menos, porque si a alguna institución el PRI le debe más de un arreglo electoral que lo lleve a la victoria es al INE.

www.entresemana.mx}

 

Compartir articulo