Cuando la verdad no va acompañada de misericordia

Areli Valdivia Ruz

Ciudad de México, 14 de noviembre (entresemana.mx).- La misericordia y la verdad son como la sal en los alimentos que consumimos a diario, si uno de esta falta se siente el sabor agrio y algo desagradable.

Cuando la verdad no va acompañada de misericordia puede ofender, equivocarse…

Así como no se puede usar la verdad sin ir acompañada de la misericordia, tampoco se puede usar la misericordia sin el uso de la verdad.

Ahora bien, ¿Cómo nos corrige Dios?

“Con misericordia y verdad se corrige el pecado, y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.” Proverbios 16:6

Dios nos corrige con el uso de la misericordia y la verdad, de la manera en la cual busca la forma de enderezar nuestros pasos y guiarnos por el camino del bien.

“Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” 1 Juan 1:9

La forma más grande en la cual Dios nos demostró su amor y su misericordia fue al mandar a su Hijo Jesucristo a morir por nuestros pecados.

No podemos solos, debemos aceptar que necesitamos la ayuda de Dios para enderezar nuestra vida. Reflexionemos, ¿Qué cosas necesita Dios corregir en nuestras vidas? Hablemos con él, abramos nuestro corazón y pidámosle ayuda.

Dudas, comentarios y sugerencias: areeval@gmail.com

Compartir articulo