Comisión legislativa aprueba reforma sobre donadores de órganos


Ciudad de México, 22 de noviembre (Notimex/entresemana.mx ).-
La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma la Ley General de Salud para establecer que todo ciudadano será donador tácito de órganos a menos que manifieste con antelación y por escrito su no consentimiento ante una autoridad.

El dictamen avalado precisa que quien no desee ser donador deberá firmar su negativa ante un notario, un ministerio público o un juez e incluso podrá manifestarlo en certificados médicos expedidos por instituciones de salud pública.

El documento, que surgió de diversas iniciativas de las fracciones de los partidos  Verde Ecologista de México (PVEM), Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano y Morena, se aprobó por mayoría económica y se turnó a la Mesa Directiva para su discusión en el pleno.

El presidente de la comisión, el panista Elías Octavio Iñiguez Mejía, explicó que la ley establece que al morir, todo ciudadano es donador de órganos, sin embargo, todavía se pide autorización a los familiares y con estas reformas, si una persona no expresa en vida su negativa de donar sus órganos, se convertirá en donador tácito.

“Si tú manifiestas en vida que eres o no donador de órganos, se respetará esa voluntad y tus familiares no podrán revocar tu decisión, pero si no dijiste nada, eres donador”, precisó el legislador.

Subrayó que la iniciativa prevé la trazabilidad de un comité para cuidar los órganos durante su trayectoria y destino final.

“Vamos a darnos cuenta de dónde sale el órgano y a dónde llega y quién lo va a trasplantar. De cierta manera sería como si el órgano tuviera un chip (rastreador), no podemos perder de vista ese órgano”, refirió.

Iñiguez Mejía agregó que la legislación respetará los derechos humanos en cuestión de religiones, etnias, sectas, ya que por eso aprobó la objeción de conciencia previamente.

Expuso con estas modificaciones se pretende salvar y mejorar la calidad de vida de 30 mil personas que están a la espera de un trasplante de órganos, de los cuales 11 mil requieren un riñón.

Asimismo, reducir gastos de los pacientes que requieren tratamientos muy costosos como las diálisis o hemodiálisis, los cuales tienen un costo aproximado de mil 500 a 200 mil pesos, y una persona con insuficiencia renal requiere recibir este procedimiento tres o cuatro veces por semana.

El legislador panista añadió que también contribuirá a combatir y erradicar el tráfico de órganos, ya que se tendrán los suficientes y no habrá necesidad de acudir a este mercado.

Comentó que aunque en este momento no se tiene la capacidad de realizar trasplantes a las 30 mil personas, el objetivo es que las reformas se materialicen de forma paulatina con todo lo que conlleva el proceso de trasplante.

“Ahorita no tenemos la capacidad de hacer todos los trasplantes, pero hoy se votó la ley para que poco a poco se empiece a hacer todo lo que viene en conjunto a la donación de órganos”, señaló.

El diputado panista enfatizó que el dictamen se realizó con la asesoría de la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Adelantó que aunado a este tema, se tiene previsto votar otro dictamen para la prevención de la insuficiencia renal.

“El objetivo es que a todos los niños que entran a preescolar, primaria, secundaria y preparatoria, se les realice una prueba de la función renal y se reporte en la cartilla de vacunación, para evitar que se llegue hasta una insuficiencia renal”, puntualizó.

 

Compartir articulo