Con hashtag #Dante2018 lectores del mundo visitan “La divina comedia”


* La obra escrita en el Siglo XIV es descubierta por algunos y redescubierta por otros: Pablo Maurette

Juan Carlos Castellanos C.

Ciudad de México, 10 de enero (Notimex/entresemana.mx).- Con 10 años de residencia en Estados Unidos y actualmente destacado profesor de Literatura Comparada en la Universidad de Chicago, el intelectual argentino Pablo Maurette (Buenos Aires, 1979), creó el hashtag #Dante2018. A partir del 1 de enero pasado, usuarios de esa etiqueta leerán juntos “La divina comedia”, 100 cantos clásicos de Dante Alighieri, en 100 días.

El profesor Maurette ha asegurado a través de varias entrevistas a medios internacionales que se trata de una obra mayúscula de la literatura de todos los tiempos, conocida por casi todo el mundo, pero nada más por el título; quienes no la han leído saben bien que deben hacerlo, ya aquellos que han tenido la fortuna de leerla, están convencidos de que con una sola vez no basta.

“La divina comedia” fue escrita por ese poeta italiano en los albores del Siglo XIV y su vigencia se debe, sostiene el profesor, a que es una obra inagotable.

#Dante2018 es una lectura abierta, simultánea y masiva de “La divina comedia” en la que pueden participar absolutamente todas las personas que lo deseen. Nada más se requiere tener una cuenta de twitter y acceso a la lectura de esa obra.

La lectura masiva y simultánea inició el pasado 1 de enero, y cada quien “twittea” según el canto de cada día. Puede ser una cita de algún párrafo favorito, un breve comentario, una alusión o lo que sea. Basta agregar el hashtag #Dante2018 y la cita, por ejemplo. Inf.12, Purg.28, Par.15). No hay que inscribirse a nada, pero se sugiere suscribirse a un boletín quincenal de novedades.

De acuerdo con “lanacion.com”, esa obra maestra de la literatura universal atravesó épocas y contextos con una potestad única.

Desde el pasado día 1, por idea de ese profesor, se desarrolla en “Twitter” una lectura masiva del poema que Dante Alighieri dividió en tres partes: Infierno, Purgatorio y Paraíso. Cada una de las partes consta de 33 cantos y cada canto, a su vez, está compuesto de estrofas de tres versos.

La misma fuente refiere que con el canto introductorio, el poema comprende exactamente 100 cantos. Hasta el 10 de abril, #Dante2018 dará vía “Twitter” un soplo de aire fresco a la caliente agenda cotidiana. La iniciativa ya convocó a especialistas de la obra cumbre de Dante, a escritores y a lectores entusiasmados. Se lee un canto por día. En su primer día, fue punta en el listado de “trending topics” del inicio del año.

“Voy a usar mi edición de bolsillo en italiano”, dijo Maurette a “lanación.com”. En español recomendó ediciones bilingües como la de Ángel Battistessa, la de Ángel Crespo y la de Jorge Aulicino. También es recomendable la traducción en prosa realizada por Ángel Chiclana”, añadió el entusiasta profesor de Literatura Comparada en la Universidad de Chicago al ser cuestionado sobre esta genial idea.

Al seguir el hashtag #Dante2018, los lectores pueden encontrar sugerencias útiles, así como imágenes de portadas, pinturas e infaltables memes. No obstante, cabe destacar que cualquier edición sirve para participar e iluminarse en la selva oscura de twitter. “Lo más impresionante es que se han sumado lectores de toda América Latina, España, Australia, China, e incluso Papúa Nueva Guinea”, abundó Maurette.

Ayer, 9 de enero, el creador de #Dante2018, @maurette79, escribió: Infierno 9. “¿Alguna vez alguien del limbo llegó hasta acá?”, pregunta Dante cuando no pueden entrar a Dite. La pregunta puede ser producto del temor. Pero puede también sonar capciosa y Dante, suspicaz respecto de la idoneidad de Virgilio como guía. Malicioso incluso. Pero, a la vez, es una pregunta por las reglas del Infierno.

A cada paso, la curiosidad de Dante informa la del lector. Dante se desdobla y duda, cuestiona la lógica y la geografía de la obra que está escribiendo. El efecto es simple y poderoso: realismo absoluto. Es más, la pregunta va así: ¿Ya llegó alguien del limbo acá, a este “fondo”? Diez versos más adelante, Virgilio lo corrige: Esto no es el fondo, mi vida… falta un poquito todavía.

En México, sin embargo, todavía son pocos los participantes en esta dinámica literaria. Escritores profesionales consultados por Notimex dijeron desconocer esta iniciativa que en otras naciones de la región ya tiene un eco sorprendente. No obstante, al saber de su existencia aseguraron que de inmediato tomarán parte, pues “La divina comedia” es una de las grandes obras con que todo lector ha crecido.

 

 

Compartir articulo