EL OTRO DATO/ Inflación, impuesto que todos pagamos

JUAN CHÁVEZ. Allá en Gringolandia, un juez federal  le pega tremendo madrazo a Trump al ordenarle revivir “parcialmente” el plan migratorio DACA y que siga recibiendo solicitudes de jóvenes indocumentados.

La decisión del juez William Alsup, de la Corte del distrito norte de California, apunta a frenar la deportación de los dreamers.

Aquí, el ex panista Javier Lozano se incorpora a la campaña de José Antonio Meade y este, en algo que ya era tiempo que sucediera, enseña sus espolones y acusa al gobernador Javier Corral de “traicionar, engañar y torturar”.

Desde 1979, le refriega el precandidato priista a Javier Corral, existe en México un comité integrado por todos los funcionarios fiscales que vigilan la puntual entrega de los recursos asignados por la Cámara de Diputados a los gobiernos estatales.

A la administración de Javier Corral  (Chihuahua) se le dieron más de mil millones de pesos adicionales, precisó el ex secretario de Hacienda.

Pero en medio de todo, la inflación de 6.77% registrada en el país en 2017, le pone en la madre a la economía de 9 millones de familias, según cifras que reporta el INEGI.

El Banco de México, inclusive, se duele también de ese disparo de doña inflación y adelanta la posibilidad de incrementar el porcentaje a la tasa de intereses.

La inflación ha inflado los precios al consumidor que revive su impotencia de no poder hacer nada a no ser que se quede contemplando como es disminuido el poder adquisitivo de su raquítico salario que es menguado de nuevo por ese maldito fenómeno de la economía.

La cifra anual de inflación de 6.77 no se daba desde 2001 lo que, incuestionablemente, incidirá negativamente en las elecciones de este año, contra el PRI, ni más ni menos.

Y como los precios disparados hacia arriba le pegan a los más jodidos, más perderá el tricolor, que tiene en tal fuente el mayor porcentaje de su “voto duro”.

Meade es el que debe estar sudando tinta, por lo menos la que se vacía en los medios impresos, dado que hasta noviembre manejó las finanzas del erario nacional.

Va a tener que echar maromas para recuperar los terrenos que los precios altos de los productos alimenticios, sobre todo, le estarán pegando en sus tiempos de pre o de campaña.

La inflación es un impuesto nada invisible porque se siente en el estómago, y lo pagamos todos.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo