LIBROS DE AYER Y HOY/ La UNAM y comunidades enfrentan a constructoras

TERESA GIL. Ante el embate que está sufriendo las UNAM por la actividad de  las constructoras que afectan su entorno como Patrimonio de la Humanidad,  el Consejo universitario aprobó la defensa inmediata y ya se presentó una demanda  de amparo contra quienes  hayan dado permisos,  en concreto a la empresa  BE GRAND. Esta tiene dos torres en proceso, una de 23 pisos y otra de 27 con un total de 616 departamentos y un estacionamiento subterráneo de siete pisos y mil 265 cajones y construye junto al campus central  de Ciudad Universitaria. Las comunidades aledañas a los trabajos, han sido un elemento activo en los últimos meses para denunciar el apoderamiento de esas empresas y sus representaciones han acudido a la casa de estudios para solicitar su intervención. Se pretende involucrar al Instituto Nacional de Bellas Artes, ya que como responsable de la riqueza arquitectónica de la zona agredida -en especial la delegación Coyoacán-, debe conocer el impacto que están sufriendo riquezas y construcciones protegidas. El tráfico ha sufrido un cambio drástico y ya hay caos vial  según los denunciantes ante la  autoridad académica y está en grave riesgo, además, el abastecimiento de agua, ya que la zona está considerada como de “no factibilidad hídrica”.  Al parecer las constructoras que trabajan en la zona tienen  su propio estudio de impacto ambiental pero  las autoridades “han  otorgado los permisos de construcción,  sin considerar la realización de un estudio exhaustivo del impacto urbano y ambiental de las megaconstrucciones…”. La UNAM está siendo afectada en su calidad de Patrimonio de la Humanidad, declarado por la UNESCO en 2007. En un escrito de los colectivos comunitarios, se habla de siete megaproyectos inmobiliarios y su denuncia se suma a las muchas que tienen comunidades de toda la ciudad contra el avasallamiento de las constructoras y quienes otorgan los permisos de construcción. El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera ha dicho que no violará ningún derecho, pero las torres se siguen levantando en forma inmoderada en toda la capital. En el caso de la UNAM la situación ha trascendido tanto, que se anuncia un  foro especial sobre el tema: Ciudad Universitaria y el Desarrollo Urbano de los Alrededores, fijado para el 15 de febrero de 8.30 de la mañana a las 15 horas, en el auditorio Carlos Lazo.

UNAM Y COMUNIDADES EN DEFENSA DEL ENTORNO

Desde hace varios meses, vecinos de las colonias Copilco, -Universidad, Copilco el Bajo y Copilco el Alto, habitantes de seis unidades habitacionales ubicadas a lo largo de avenida Copilco, desde Cerro del Agua, hasta Insurgentes y sobre avenida Universidad desde avenida Copilco hasta Cerro Tuera, se organizaron ante el avance de las constructoras y lograron frenar la instalación del helipuerto del Grupo Imagen Multimedia que se construyó en Avenida Universidad 2014. En un documento firmado por cinco representantes de las comunidades al que se anexa un mapa de las zonas afectadas y que fue dirigido a Antonio Suárez Bonilla, Coordinador del Laboratorio de Movilidad e Infraestructura Verde de la UNAM, los denunciantes lograron  llegar hasta la Rectoría, la que planteó el serio problema de las constructoras ante el Consejo Universitario. Hubo sensibilidad de los universitarios ante la lucha ciudadana y  el acuerdo fue la defensa del entorno y una demanda de amparo para detener los trabajos en el caso de la empresa BE GRAND, anunciada la primera semana de febrero. En la demanda se mencionan  varias autoridades responsables de otorgar los permisos. Se anuncia además, la aparición de carteles para informar de lo que está pasando a la comunidad y a la ciudadanía en general. Hay que señalar que en apoyo a los barrios y colonias, se han sumado académicos y alumnos de la propia casa de estudios, sobre todo grupos de las Facultad de Arquitectura. Los comunitarios, por su parte, detallan en su documento la expansión de las constructoras que violan la disposición de solo construir dos niveles en esas zonas. Por ejemplo, la Torre Altamirano sobre avenida Copilco y Revolución y avenida Insurgentes 2475, en la colonia Barrio Nuevo de la delegación  Álvaro Obregón,  construye un edificio de 30 pisos y un estacionamiento subterráneo  de once pisos para mil 933 automóviles. En  casos similares. están otros seis megaproyectos mencionados. El documento anexa documentación sobre el tema, de SEDUVI,  SACMEX, SEDEMA y la delegación Coyoacán. Y culmina con  una petición que resuma carácter urgente: la intervención de la casa de estudios para profundizar en el análisis ecológico de los daños actuales y futuros. Al respecto, la UNAM está respondiendo.

laislaquebrillaba@yahoo.com.mx

www.entresemana.mx

Compartir articulo