LIBROS DE AYER Y HOY/ Valentín Campa, a la Rotonda de las Personas Ilustres

VALENTÍN CAMPA, A LA ROTONDA DE LAS PERSONAS ILUSTRES

TERESA GIL. Valentín Campa Salazar podría ser trasladado a la Rotonda de las Personas Ilustres, antes de que termine el sexenio. Es la propuesta y deseo de amplios sectores de la izquierda mexicana. En un punto de acuerdo, el Senado de la República exhortó al titular del Ejecutivo Federal “a fin de que valore la posibilidad del ingreso de los restos fúnebres de Valentín Campa Salazar a la Rotonda de las Personas Ilustres en al Panteón de Dolores de la Ciudad de México”. La iniciativa fue recibida con beneplácito por el Movimiento Comunista Mexicano (MCM) en un resolutivo especial de su Conferencia Nacional de Línea Política y el Proceso Electoral del 2018. El acuerdo tomado por la Comisión de Gobernación del propio Senado, se fincó a su vez, en un punto de acuerdo presentado por el PRD el 13 de febrero de 2014, que en esa misma fecha se trasladó a la comisión. Los senadores solicitaron al Poder Ejecutivo Federal la inclusión en la mencionada rotonda, de Valentín Campa Salazar, lider ferrocarrilero, dirigente del Partido Comunista Mexicano y ex candidato sin registro a la presidencia de la República. La trayectoria del líder de izquierda, sus aportes en la lucha obrera, dentro también en la industria del petroleo, hombre señalado como uno de los baluartes mexicanos a favor de un mejor futuro para México, merece estar junto a los mejores hombres y mujeres en el Panteón Civil de Dolores que aglutina a esos grandes personajes en la delegación Miguel Hidalgo, se sostuvo.
CAMPAÑA DE FIRMAS PARA LLEVAR A VALENTÍN A LA ROTONDA
El MCM al que Campa Salazar perteneció, se sumó en su resolutivo especial a las voces que piden que sus restos sean trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres, “es parte -sostiene-de la historia de la izquierda mexicana. Su trayectoria política está íntimamente relacionada al movimiento social y sindical de nuestro país, principalmente ferrocarrilero, lo cual lo condujo varias veces a prisión, la última vez por casi once años, debido a su participación en el movimiento ferrocarrilero del 58-59”. A su vez encabeza junto con intelectuales y ciudadanía en general, una campaña de recolección de firmas para apuntalar la candidatura aunque su trayectoria es suficiente para estar entre los elegidos. Por su parte, en el punto de acuerdo de los legisladores del PRD, se señala que “Valentin Campa Salazar merece un justo reconocimiento por parte de la Nación, por su historia política en México y su eterna lucha por la clase trabajadora. Campa tuvo la característica fundamental de los grandes revolucionarios de la historia, ya que puso en marcha el pensamiento social y movilizó a distinta gente en torno a un mismo fin”. Campa, quien nació en Monterrey el 4 de febrero de 1904 y murió el 25 de noviembre de 1999 en la Ciudad de México, fue hasta el final un militante comprometido y su larga trayectoria iniciada en los años veinte del siglo pasado, se expresa en su libro Mi testimonio. Memorias de un Comunista Mexicano ( Ediciones de Cultura Popular 1978). El suyo es un recorrido por las luchas que tuvo que enfrentar el Partido Comunista Mexicano y la represión y persecuciones de que fueron objeto sus miembros. En él, Campa discurre sobre su cercanía con Lázaro Cárdenas, el único gobierno que respetó las militancias comunistas.

VALENTÍN ACOMPAÑARÍA AL OTOMÍ JUVENTINO ROSAS, A FLORES MAGÓN Y A LÓPEZ VELARDE
En el decreto presidencial del 2003 que cambió el nombre de la plaza circular antes llamada Rotonda de los Hombres Ilustres, se ratifica que esa plaza fúnebre seguirá dependiendo del gobierno federal, con la Secretaría de Gobernación a la cabeza del Consejo Consultivo que investiga la trayectoria de los propuestos. Es finalmente el ejecutivo el que por decreto determina el nombramiento. Se espera que el nombre de Campa sea señalado antes de que termine el sexenio. Penetrar en el mundo de esa rotonda, es ahondar en lo más profundo y valioso de la historia, aunque hay nombres que ya no nos dicen nada. Las rotonda tiene plazas para 145 personas, pero a la fecha solo la ocupan 111 que se significaron en disciplinas militares, aviación, ciencia, literatura, arte, cine, política y teatro, entre otras. Hay estados que tienen sus propias rotondas. Personajes que estuvieron originalmente en esa plaza, fueron llevados al Monumento de la Independencia al que pertenecen por su trayectoria. Hay otros, como Jesús Reyes Heroles que están presentes en cenotafio monumento que se yergue como recuerdo pero no contiene el cadáver. Yo conté entre los elegidos a solo 8 mujeres, todas de gran prosapia. Están Ignacio Ramírez el Nigromante, Ignacio Manuel Altamirano -no vi a Francisco Zarco, el gran defensor de la libertad de expresión-, Sebastián Lerdo de Tejada creador de las rotonda, Amado Nervo, Ramón López Velarde, Ricardo Flores Magón, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Julián Carrillo el del sonido 13 que llegó ahí a los 90 años, los Chávez, Carlos e Ignacio, y entre las mujeres, Rosario Castellanos, María Lavalle Urbina, Dolores del Río, Emma Godoy. Et al. Enternece comprobar los años que tenía al morir -26-, el gran Juventino Rosas de origen otomí, autor del mundialmente conocido vals Sobre las olas y el piloto Emilio Carranza a los 23- recuerdo aquella cancioncita de la infancia, “este es el corrido de Emilio Carranza, que murió volando detrás de Esperanza”- y López Velarde, a los 33 años. Valentín Campa, un hombre sobrio, lleno de amor por sus semejantes, estará muy bien acompañado.
laislaquebrillaba@yahoo.com.mx
www.entresemana.mx

Compartir articulo