Transfusiones de sangre otro rubro afectado por falta de insumos


Caracas, 12 de Marzo (Notimex/entresemana.mx).- La falta de materiales usados en el procesamiento de la sangre para transfusiones, ha hecho que este insumo vital para la conservación de la salud se haya agregado a los problems de abasto que vive Venezuela.

El problema central se encuentra en los reactivos para analizar la sangre, debido a que son de importación y las divisas para adquirirlos son muy escasas.

Por ello es común que la sangre donada se tenga que deshechar, ya que luego de 35 días es imposible utilizarla, señaló Lia Talavera, asesora de la Sociedad Venezolana de Enfermería en Hemoterapia (Sovehem).

Alrededor del 80 por ciento de los bancos de sangre en Venezuela enfrentan este problema, en su mayoría del sector público, precisó.

También denunció que las bolsas de recolección de sangre tienen fecha de caducidad, pero su escasez hace que en muchos hospitales se usen hasta con un año de vencidas, lo cual es inaceptable, dijo en declaraciones al diario El Nacional.

La caducidad de las bolsas de debe a que contienen diversos tipos de soluciones que hacen que la sangre se conserve, y esas sustancias son las que tienen vencimiento.

Talavera precisó que el plan que opera el ministerio del Poder Popular para la Salud carece de personal capacitado en hematología y hemoterapia, el cual es indispensable para la operacion de los bancos de sangre.

Una alternativa de riesgo es cuando los hospitales dan a los familiartes de los pacientes necesitados del líquido, un tubo con sangre donada para que en laboratorios privados hagan los exámenes por su cuenta, una opción insegura y costosa.

Muchas veces los examenes se deben de hacer varias veces, hasta que en encuentra una sangre compatible con la del paciente, pues la falta de reactivos impide que al momento de hacer la donacion de pueda determinar su tipo, precisa.

“Los bancos de sangre son un reflejo de cómo está el sistema público nacional de salud”, dijo Talavera.

Los reactivos que faltan son los que se emplean para determinar el tipo sanguíneo, descartar enfermedades transmisibles, investigación de anticuerpos y pruebas de compatibilidad.

Por ello se ha reducido al mínimo las intervenciones quirúrgicas y tratamientos que requieren de transfusiones, lo que pone en riesgo la vida de los pacientes, indica un comunicado de la Sovehem.

Compartir articulo