Se llena de color la Sierra de Santa Catarina en Iztapalapa

Ciudad de México, 19 de Marzo (Notimex/entresemana.mx).- La delegación Iztapalapa, en coordinación con BBVA Bancomer y la Fundación Corazón Urbano, a través de la iniciativa Sumando Esfuerzos, invertirá tres millones de pesos para darle color a las fachadas de 720 viviendas de la Sierra de Santa Catarina.
Ello, con el objetivo de mejorar la imagen urbana y destacar la identidad de los iztapalapenses, además de generar empleos y reducir la percepción sobre el índice delictivo de la zona.

Al respecto, la jefa delegacional, Dione Anguiano Flores, reconoció el trabajo hecho por las instituciones en coordinación con los vecinos de la zona, para brindarles calidad de vida a las familias y dignificar una de las regiones más significativas en Iztapalapa. Destacó que es una muestra de lo que se puede lograr con corresponsabilidad ciudadana.

“Nuestros sueños son mejor en color que en blanco y negro. Ponerle color a su vida, a su casa y a la delegación Iztapalapa, es una meta de este gobierno y esto no se hace con un hombre o una mujer, se hace con muchas voluntades y mucho esfuerzo, sumándolos a todos, sobre todo el esfuerzo de BBVA Bancomer y Fundación Corazón Urbano”, expresó la funcionaria.

Sumando Esfuerzos tiene como objetivo invertir en la pintura para 112 mil 494 metros cuadrados de fachadas para que vecinos, pertenecientes a las 35 colonias de la Sierra de Santa Catarina, le den color a sus fachadas con tonos llamativos y representativos de la diversidad cultural que tiene la demarcación.

La iniciativa, que comenzó en septiembre del año pasado, ha generado 95 empleos temporales y se calcula que ayudó a reducir el índice delictivo en la Sierra de Santa Catarina hasta en 25 por ciento. También se han sustituido y reparado luminarias para lograr que más de 95 por ciento de las calles de esta zona tengan alumbrado público.

El director general de Finanzas de BBVA Bancomer, Ignacio de la Luz Dávalos, reafirmó su compromiso para crear alianzas con el fin de mejorar la imagen urbana y destacar la identidad de los iztapalapenses, además de generar empleos y reducir la percepción sobre el índice delictivo de la zona.

Así, el nuevo y colorido rostro de la Sierra de Santa Catarina ya se puede visualizar desde algunos kilómetros a la redonda, desde donde son percibidas las viviendas que han sido pintadas en nueve tonos diferentes: amarillo, azul cielo, azul turquesa, naranja, rosa mexicano, lila y tres tonalidades de verde.

Compartir articulo