Indispensable sumar esfuerzos para facilitar vivienda adecuada a familias pobres: CIV

>> El Centro de Innovación a la Vivienda (CIV) es un articulador de conocimiento, experiencia, asesoramiento e innovación entre diversos actores financieros y no financieros

>> Actualmente, 70% del total de las viviendas construidas en México se realizan mediante procesos de autoconstrucción

>> Durante una sesión de trabajo asociaciones civiles, instituciones gubernamentales, educativas y empresas especializadas intercambian experiencias y retos en la materia

Ciudad de México, 12 de abril (entresemana.mx). Frente al diagnóstico de que la falta de una vivienda adecuada genera efectos devastadores en el desarrollo y bienestar de las personas, integrantes del Centro de Innovación a la Vivienda (CIV), de instituciones gubernamentales y educativas, así como de asociaciones civiles y directivos de empresas especializadas se reunieron hoy en la Ciudad de México para identificar los retos e intercambiar las experiencias que contribuyan a solventar los desafíos que persisten en esa materia entre las familias de más bajos ingresos de nuestro país.

Durante el evento “Fortalecimiento de capacidades en la mano de obra como medio para lograr viviendas adecuadas para las familias de bajos ingresos”, el Director Ejecutivo del CIV, Fernando Mendoza Nevares, hizo hincapié en que una vivienda adecuada beneficia la productividad, salud, educación, dignidad y bienestar de las familias.

Por ello, agregó que dicho encuentro reviste gran importancia pues enriquece el conocimiento sobre las necesidades que afronta la población cuando comienza a construir o mejorar sus hogares, y permite conocer de viva voz de los diversos sectores sus experiencias en el rubro de capacitación de la mano de obra de la construcción.

Actualmente, 70% del total de las viviendas construidas en México se realizan mediante procesos de autoconstrucción, se desarrollan de forma progresiva, y responden a la capacidad de ahorro y pago de cada persona. La construcción de vivienda mediante esta forma puede durar en algunos casos hasta 20 años debido a la ausencia de esquemas de acceso, crédito y asesoría constructiva y mano de obra adecuada que acelere esos tiempos.

Sobre el particular, Mendoza Nevares indicó que el objetivo del CIV (asociación civil que forma parte de Hábitat para la Humanidad) es articular y mejorar la cadena de valor de la vivienda con base en las necesidades, preferencias y capacidades de los beneficiarios, considerando las posibilidades operativas y financieras de cada uno de los actores con los que participa.

Además, presentó algunas de las acciones que realiza el CIV en el tema de desarrollo de sistemas de mercado, e hizo un recuento de los hallazgos preliminares del sondeo realizado por el Centro que dirige sobre la oferta, demanda y las limitantes de las familias de bajos ingresos para acceder a una vivienda adecuada en el Estado de México, principalmente en el municipio de Ecatepec.

De acuerdo con información del INEGI, la población con ingresos familiares inferiores a los 5 salarios mínimos asciende a 69.5 millones de personas, población que no dispone de acceso a financiamiento para vivienda, tienen ahorros limitados y los mecanismos a los que tienen acceso en muchas ocasiones no están alineados con sus necesidades.

El financiamiento para vivienda como detonante al desarrollo de la economía familiar es trascendente, sin embargo, productos crediticios para esta población no están alineados a sus expectativas y en múltiples casos no son accesibles por los requisitos solicitados.

En México la problemática de la vivienda juega un papel trascendente. De acuerdo a cifras publicadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 2015 el déficit habitacional en el país ascendió a 16.5 millones de viviendas, de las cuales 7.5 millones corresponden a nuevas edificaciones, y 8.9 millones corresponden a mejoras, ampliaciones y remplazo de materiales.

Durante la sesión de trabajo participaron especialistas en el sector de vivienda, construcción y diseño; directivos del CIV, funcionarios de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI), de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), así como directivos de las empresas Elementia, Cemex y Holcim, entre otras.

Además, asistieron expertos en la impartición de capacitación de desarrollo de habilidades de mano de obra para construcción de vivienda social, lo que permitió escuchar diferentes visiones de la problemática de la construcción social en el país.

El CIV es una asociación civil que forma parte de Hábitat para la Humanidad, que busca fungir como un articulador de conocimiento, experiencia, asesoramiento e innovación entre diversos actores financieros y no financieros interesados en trabajar en beneficio de las familias de bajos ingresos para que tengan acceso a una vivienda adecuada. Desde 2014 trabaja en conjunto con actores públicos, privados y de la sociedad civil para alcanzar sus objetivos.

 

Acerca del Centro de Innovación a la Vivienda (CIV)

El CIV es una Asociación Civil, que nace en el mes de noviembre de 2014, como parte de una iniciativa de Hábitat para la Humanidad México A.C. (HPHM) en colaboración con el Centro en Innovación en Vivienda y Finanzas, ahora Terwilliger Centro de Innovación en Vivienda, de Hábitat para la Humanidad Internacional (HPHI). El CIV apropia la misión y visión definida por HPHI trabajando para lograr “un mundo donde todos tengan un lugar adecuado para vivir”. En este sentido, el CIV asume como principal objetivo fungir como un articulador de conocimiento, experiencia, asesoramiento e innovación entre diversos actores financieros y no financieros interesados en trabajar en beneficio de las familias de bajos ingresos para que tengan acceso a una vivienda adecuada. Para más información, visite http://civ.org.mx

Compartir articulo