EPISTOLARIO/ Así no se puede

ARMANDO ROJAS ARÉVALO. AMARANTA: Me niego a pensar que este pueblo es miserable y se merece gobiernos más miserables. ¿Por qué metieron a “El Bronco” en la boleta electoral? Fue, dicen los magistrados del TEPJF, un acto sustentado en la ley; de acuerdo, pero no en el sentido común, y el mensaje, aparte de ofensivo, es aterrador. Empero, veo dos o tres razones, todas ellas políticas, no jurídicas. Una, ANAYA no ha podido, por el contrario, por haberle copiado propuestas le ha traído más simpatías a El Peje. La otra, El Bronco entra como peleador de callejón para ir con todo contra AMLO. Y la otra: Si para cumplir el requisito de firmas que le impuso el INE, falsificó y simuló apoyos, imaginémoslo haciendo eso en los comicios. Obvio.

Nada es casualidad, ni se dan las cosas por azar. Todo tiene una razón en esto de la sinrazón.

Todo ese discurso de no más corrupción, no más más mentiras y que las instituciones democráticas son imparciales, se viene abajo con la decisión del TEPJF. “Vivan las tramposos” podría ser el título de esta nueva historia que enciende los focos rojos de gravísimas irregularidades que podría haber en las elecciones. JAIME HELIODORO RODRÍGUEZ CALDERÓN, “El Bronco”, estará en la boleta electoral y lo peor de todo es que hará campaña con el dinero de los impuestos, o sea que se la pagaremos. Si lo hicieron para restarle votos a LÓPEZ OBRADOR, el resultado será contrario.

Se trata de un golpe fatal, el más fuerte y agresivo, que se le haya asestado al endeble nivel de credibilidad que pudieron haber tenido el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y el Instituto Nacional Electoral (INE). Pésimo mensaje.

Si muchos se espantaron con aquella expresión de LÓPEZ OBRADOR en 206 –“¡al diablo con las instituciones!”- el TEPF las mandó efectivamente al rancho de aquel, en Palenque.

Es interesante la reflexión de JOSÉ WOLDENBERG, hoy en el periódico Reforma: “La misión central de cualquier tribunal es ofrecer certeza. Y ello se logra a través del tiempo con resoluciones consistentes y por supuesto apegadas a la ley. Y cuando ello no sucede, lo que se irradia es una enorme y tensa incertidumbre. La sensación de que todo puede suceder y que el marco regulatorio, que pretende brindar confianza, resulta impredecible. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación debería ser un ancla en medio de nuestros procesos electorales turbulentos. Una brújula seria y sólida que ofreciera certeza a todos: partidos, candidatos, ciudadanos. Dado que no son pocos los actores irresponsables, el Tribunal está obligado a tutelar la estricta y firme aplicación de la Constitución y la ley. Es la última instancia de apelación y sus resoluciones son definitivas e inatacables y por ello mismo su responsabilidad es mayúscula. Sabemos que una vez que su sala central decide, el litigio -por lo menos en términos jurídicos- debe cesar”.

PEDRO FERRIZ DE CON en un twitt dice hoy: “El Bronco  es un analfabeta funcional del Sistema, habilitado golpeador”.

Quiero pensar que los magistrados del Tribunal Electoral no recibieron instrucciones para validar a El Bronco. Entonces, ¿por qué la impudicia? Ellos fueron, para que quede constancia histórica: Felipe Fuentes Barrera (@FFuentesBarrera), Indalfer Infante (@IndalferInfante), Mónica Soto Fregoso (@monisotofregoso) y José Luis Vargas (@JL_VargasV).

Si el llamado “Bronco” tuviera tantita dignidad, ya se hubiera retirado dignamente. La forma en que logró los apoyos que el INE impuso a los candidatos presidenciales, es de todos conocida: falsificación de documentos, muertos que votaron, credenciales apócrifas, fotocopias de credenciales de elector, etcétera. ¡Imagínatelo como Presidente!

La voz del pueblo no se ha hecho esperar. Los ciudadanos en las redes ya han expresado su repudio. Por ejemplo, el ex procurador general de la República Ignacio R. Morales Lechuga (@irmoralesl): “El TEPJF está avalando las transas del #Bronco al decidir ponerlo en la boleta electoral. Este hombre no ganó su candidatura con ciudadanos sino con magistrados. Poca legitimidad democrática tendrá su candidatura”.

De Chiapas, JULIAN GRAJALES NORMA: “Es una irresponsabilidad poner en riesgo la credibilidad de las elecciones casi tres meses antes de que se celebren. El Tribunal Electoral está mermando la capacidad operativa del INE. Una decisión que quedará para la historia la del TEPJF. Abrir la boleta a #ElBronco es sencillamente increíble. Bajo el argumento de “maximizar derechos” hoy se están justificando despropósitos. Tanto dinero invertido del erario desde la conceptualización legal hasta la implementación y puesta en marcha para salir con esta atrocidad que lacera terriblemente la credibilidad en la institución, en nosotros mismos. #Asco

De la CDMEX: GERARDO GALARZA: “Más allá de chicanadas, excesos leguleyos y protagonismos, si los señores Jaime Rodríguez y Ríos Píter fueran honestos o al menos tuvieran un mínimo sentido de decencia, renunciarían a su postulación presidencial, pero… no lo harán. ¡Pobre de mi país! Y ni ya ni hablar de los “magistrados”.

MIENTRAS ESTO OCURRE, JOSÉ ANTONIO MEADE, quien no logra ascender al segundo lugar, acaba de incorporar a su equipo de campaña a FERNANDO GALINDO FAVELA, ex subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP),  y a JAIME ALMONTE ALVAREZ, ex director general adjunto de Fomento y Promoción de Negocios de Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

 

NOTA PARA ADENDUM: Es la primera campaña que asisto en 54 años de ejercicio periodístico en que todos los candidatos –cuatro- van contra uno. Cualquiera que llegue está bien, pero no el otro, el enemigo común. ¿Dónde están las verdaderas propuestas para cambiar a este país?

ASÍ COMO SUBIERON a “El Bronco” y no a MARICHUY podrían bajar a AMLO. ¿Para qué tanto brinco?

armandorojasarevalo@gmail.com

rojas.a.armando@hotmail.com

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo