Falleció Burt Reynolds, ícono de Hollywood

Miami, Florida, 7 de septiembre (Notimex/entresemana.mx). El actor estadunidense Burt Reynolds, considerado un símbolo sexual del cine de Hollywood en las décadas de los 70 y 80, murió ayer jueves. Había cumplido 82 años cuando un paro cardiaco le cortó la existencia, de acuerdo con sus representantes Todd Eisner y Erik Krtizer.

Reynolds era conocido como una estrella de acción que a menudo prefería hacer sus propias acrobacias. Sus papeles a lo largo de los años variaron y pasaron de ser un rompecorazones sureño, a un tipo duro o a participar en comedias como  la cinta “Striptease”, de 1996, donde su vena cómica fue muy elogiada.

Pese a ser uno de los actores más taquilleros entre 1978 y 1982, su única nominación al Oscar le llegó en 1998 por la cinta “Boogie Nights”, en la interpretó al director porno Jack Horner.

En su etapa de bonanza taquillera, el actor lanzó películas como “Starting Over”, “The Cannonball Run”, “Rough Cut” y una secuela de “Smokey and the Bandit”. La cinta original “Smokey”, de 1977, sería la que lo lanzó a la fama.

En esa comedia de acción interpretó a Bo “Bandit” Darville, un hombre contratado para transportar 400 cajas de cerveza desde Texas a Atlanta en 28 horas en su Pontiac Trans-Am negro. La película fue un éxito y ganó 126 millones de dólares en taquilla, que hoy equivalen a 508 millones.

Esa cinta también le dio éxito en su vida personal, pues su coprotagonista fue la actriz Sally Field, con quien mantuvo una relación de pareja durante cinco años.

Antes de su éxito en Hollywood, Reynolds era una estrella de televisión, por su participación en programas como “Riverboat”, “Hawk” y “Dan August”.

El actor nació el 11 de febrero de 1936 en Lansing, Michigan, y a los 10 años se mudó con su familia a Florida, donde jugó al futbol americano con la Universidad Estatal de Florida. Finalmente, Reynolds se mudó a Nueva York para seguir una carrera en la actuación.

Reynolds también fue conocido por papeles en populares películas como “The Longest Yard” (sobre futbol americano) y “Deliverance”.

También probó suerte como director y más tarde ganó una reputación de filántropo tras fundar el Instituto Burt Reynolds para Cine y Teatro en Florida.

En los últimos años, Reynolds sufrió problemas de salud y tuvo que ser sometido a una cirugía a corazón abierto. También entró en una clínica de rehabilitación de drogas en 2009 con el propósito de “recuperar el control de su vida”, tras volverse adicto a los analgésicos recetados después de una operación de espalda.

El que una vez estuviera entre los actores mejor pagados de Hollywood, más tarde cayó en problemas financieros al invertir en un restaurante de Atlanta y un equipo deportivo profesional, aunque siguió haciendo apariciones y dando clases de actuación.

Reynolds tuvo un resurgimiento en los últimos años, apareciendo en numerosas películas y programas de televisión. Fue elegido para el próximo lanzamiento de Quentin Tarantino “Once Upon a Time in Hollywood”, programado para el próximo año.

Asimismo, su cinta “Defining Moments” está programada para estrenarse en diciembre de este año.

Compartir articulo