Cumplimentan primera orden de aprehensión por hechos violentos en CU


Ciudad de México, 10 de Septiembre (Notimex/entresemana.mx).- La Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México cumplimentaron la primera orden de aprehensión en contra de un joven por delito de motín, luego de los hechos registrados en Ciudad Universitaria el pasado 3 de septiembre.

El procurador capitalino, Edmundo Garrido, informó que el imputado, de 29 años de edad, fue trasladado al Reclusorio Norte para que el Juez de Control dictamine su situación jurídica, ya que las indagatorias se realizan con evidencias contundentes y con un trabajo coordinado entre la dependencia federal y local.

En conferencia de medios, acompañado por el subprocurador de Control Regional Procedimientos Penales y Amparo, Roberto Ochoa Romero, indicó que se otorgaron 15 órdenes de aprehensión por delitos de motín, homicidio en grado de tentativa y lesiones que ponen en peligro la vida.

Garrido Osorio detalló que dichas órdenes se realizaron derivado de los trabajos técnico-jurídicos del análisis de información cibernética y el testimonio de personas presentes y víctimas de los hechos suscitados en la explanada de la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sostuvo que, con los trabajos realizados los últimos días e imágenes proporcionadas por la abogada general de la UNAM, se identificaron a 10 de los 18 jóvenes que la máxima casa de estudios expulsó por ser presuntos responsables de las agresiones.

Respecto a las dos personas detenidas el 7 de septiembre pasado y liberados al día siguiente, explicó que quedaron en calidad de testigos, luego de analizar que no tuvieron una participación puntual en los sucesos y sus declaraciones aportaron elementos que sirvieron para las órdenes de aprehensión.

En tanto, el subprocurador Ochoa Romero destacó el trabajo coordinado de ambas dependencias, la cual “ha superado cualquier tipo de obstáculo material o formal”.

Agregó que la PGR mantiene abierta una carpeta de investigación por si se presenta un delito de orden federal y que la dependencia no descarta ninguna línea de investigación.

Compartir articulo