POSTIGO/ PAN y circo

 

JOSÉ GARCÍA SÁNCHEZ. El presidente del PAN, Marcelo Torres Cofiño, quien apareció de la nada, lee los periódicos de un día anterior, lo que muestra una actitud que esperemos no sea una característica de ese nuevo partido que dicen aparecerá flamante y sin estorbos para avanzar.

Por lo pronto el líder efímero del PAN no deja de hablar aunque todo lo que habla es una falacia, una mentira o una tontería, por decir lo menos. El país necesita una derecha que muestre su abolengo, que no dé bandazos entre la aparente izquierda como lo hizo en la alianza electoral con el PRD, ni confundirse con la ultraderecha radical, representada por lo que queda del PRI.

Realizar declaraciones luego de haber leído sólo el primer párrafo de las notas informativas tiene sus consecuencias y eso lo debe saber Torres Cofiño. Sin embargo, en los últimos días ha incurrido en por lo menos cuatro declaraciones que están no sólo fuera de la lógica sino de la realidad. Sabemos que la política en Mexico no tiene lógica, pero irrumpir en ella con la ingenuidad el líder nacional del PAN, debe arrojarlo al rincón de los desinformados.

Primero salió con la idea más creativa que real, acerca de un proyecto común entre Morena y el PRI para aumentar los precios de los productos básicos.

Luego, aseguró que el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, reclutaría a Rosario Robles en su gabinete, debido al pacto que existe entre Morena y el PRI; mientras eso sucedía, Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado aseguró que denunciarán penalmente a quién resulte responsable por los desvíos detectados en las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano por 700 millones de pesos. Lo cual involucra directamente a Rosario Robles, en ambos casos.

Pero todavía insiste el imberbe dirigente señala que “lo que queda” del gobierno de Enrique Peña Nieto “le sirve de tapete” al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y no se quedó ahí sino que puso un ejemplo de su asombrosa conclusión al decir que eso puede comprobarse con el aumento a las carreteras de cuota de 17 por ciento, mientras que precisamente Morena ejerció su mayoría en el Senado y pidió a la SCT que cancele el aumento en las tarifas de peaje, conocido como el “casetazo”.

“El PRI está poniendo la cara para que Andrés Manuel López Obrador no pague el costo por el aumento en las casetas y otras decisiones que afectan directamente a los ciudadanos”, advirtió convencido.

Desconoce cómo se negocian las concesiones de los peajes, del contubernio entre funcionarios públicos no entre gobiernos y las constructoras, los plazos y causas que pueden originar las alzas, que si bien son injustas no se deben a los acuerdos los que hace referencia este hombre.

Otro de los aventurados juicios fue decir que la aparición de los billetes de 500 pesos, eran preámbulo a una próxima devaluación. El problema está en que Torres Cofiño no lee ni los billetes, porque en uno de sus lados la fecha es de abril del año pasado. Es decir, estas decisiones se tomaron hace más de año y medio, pero como la consigna es más grande que la inteligencia de quien la repite el ridículo aparece como su sombra.

La necesidad de asociar al PRI con Morena menosprecia la inteligencia de los mexicanos, ahorita ni el PRI se parece a sí mismo y el transcurrir de Morena debe obedecer a las circunstancias de la realidad, una realidad que desconoce el líder del PAN.

Hubo muchos momentos en la historia del país en los que el PAN y el PRI hablaban el mismo idioma, tenían el mismo proyecto de nación y coincidían hasta en restaurantes y fiestas. Cómo asegurar esas semejanzas desde el partido que más beneficios ha tenido del PRI.

Es necesario entender la historia para poder comprender el presente y ver el futuro con cierta lógica.

www.entresemana.mx

Compartir articulo