INFLEXIONES DESDE EL INSOMNIO/ Otro quince

JOSÉ MARÍA ARELLANO MORA. Parece perderse la tradición de festejo del aniversario la Independencia de México. Pero ahí sigue.

En las redes sociales, al menos en el 2017, casi invadía la invitación a no asistir al grito, “¿Qué festejamos?”, “No asistas al zócalo”… Para fastidiar al presidente en turno.

Las redes callaron… este año.

Por ejemplo, en el mercado de Martínez de la Torre, son pocos los puestos de venta de motivos patrios y de antojitos mexicanos, se ponían a cuatro días antes del día 15 de septiembre. Ahora no abarca ni la tercera parte del estacionamiento.

En los supermercados abundan los sombreros, bigotes, pestañas, cornetas, vestimenta propia de la fiesta…

Es la 01:05 horas, del 15 de septiembre de 2018, no se escucha el estallido de cohetes, chifladores, petardos, palomas; nada, muy callado. Hasta el momento. Está tristón, pocos departamentos, han decorado su puertas con motivos patrios.

En los cincuentas, en la colonia Guerrero, la vecindad dónde vivíamos, se organizaban los residentes –me lo confirmó mi mamá- para decorar y preparar “la cena del 15”, misma que debería sobrar o hacer más para el recalentado del 16 de septiembre. Pozole, pancita, pambazos, sopes o tostadas de pata, de tinga.

De esos antojitos, algunos locales de la Unidad, solamente los hacen los viernes y sábados. Pocos, los ofrecen toda la semana.

En Tlatelolco, son pocas familias que se amanecen festejando el 15, aunque empiezan con música de mariachi y terminan con melodías en inglés.

En casa, lo festejábamos con una cena común y corriente, a veces, nuestra madre nos preparaba pambazos, sopes o quesadillas. Años después, con un rico pozole, tostadas de pata.

Esperábamos la transmisión por televisión para ver el grito que se llevaba a cabo en el zócalo. Gritábamos los “Vivas” necesarios y seguir la transmisión hasta su término.

El festejo del aniversario del cada de septiembre se refiere al 16 de septiembre de 1810, cuando se puso fin al dominio Español.

De chaval pocas veces, vi el desfile del 16. Ahora, unos minutos y seguir la rutina. Hoy cae en domingo.

Por el momento, festejaremos con un pozolazo, quesadillas de chicharrón…

“Viva México”, “jijos del…”

Esto pasa en México y también en Tlatelolco.

www.entresemana.mx

Compartir articulo