PERFILES POLÍTICOS/Intolerancia, Demagogia y Populismo

Francisco J. Siller

FRANCISCO J. SILLER. Fue en el Palacio Nacional, donde Enrique Peña Nieto dio el mensaje a la Nación con motivo de su 3er. Informe de Gobierno. El cuarto podría darlo ante el Congreso de la Unión, si las condiciones permiten el regreso del presidente a esta actividad republicana. Sobre lo que dijo, se escribirá con profundidad, se alabará y se criticará.

Habrá quien se refiera a los datos “alegres”, a los intentos por tapar el sol con un dedo. Pero también habrá quien esté de acuerdo. Esa es la pluralidad que da el vivir y desarrollarse en un ambiente democrático, en el que la libertad de expresarse es la base ciudadana de la convivencia.

Se vio a un Peña Nieto seguro al tiempo de calificar los logros de su gobierno y de su visión de un México al 2018, de buscar avanzar sin dividir y como dijo: reformar sin excluir y transformar sin destruir: “es lo que hemos hecho como país, en estos 3 años: enfrentar rezagos ancestrales, vencer resistencias, superar inercias y transformar instituciones”.

Como en todos los informes presidenciales hay temas que a unos le quedan, por conciencia o porque de alguna forma llevan dedicatoria. El presidente dijo: “En este ambiente de incertidumbre, el riesgo es que en su afán de encontrar salidas rápidas, las sociedades opten por salidas falsas”.

Y explicó:

“Me refiero al riesgo de creer que la intolerancia, la demagogia o el populismo, son verdaderas soluciones”.

Seguramente estas palabras levantarán ampolla, porque parecían tener destinatario.

“Hay ejemplos en la historia —continuó el mandatario—, en donde los sentimientos de inconformidad tras crisis económicas globales, facilitaron el surgimiento de doctrinas contrarias a la tolerancia y a los Derechos Humanos.

Habló entonces de la insatisfacción social que nubla la mente, desplaza a la razón y permite el ascenso de gobiernos que ofrecen soluciones mágicas, que “lejos de llevar a sus sociedades hacia mejores condiciones de vida, alentaron el encono y la discordia; destruyeron sus instituciones y socavaron los derechos y libertades de su población”.

Advirtió que de manera abierta o velada, la demagogia y el populismo erosionan la confianza de la población; alientan su insatisfacción; y fomentan el odio en contra de instituciones o comunidades enteras. Donde se impone la intolerancia, la demagogia o el populismo, las naciones, lejos de alcanzar el cambio anhelado, encuentran división o retroceso.

Peña Nieto consideró en este su 3er. Mensaje de Gobierno que los cambios positivos y duraderos de toda sociedad se logran por la vía de la responsabilidad, de la institucionalidad, de la estabilidad económica, del respeto a los demás y de la voluntad de construir sobre lo que ya se ha avanzado.

El periodo presidencial está a la mitad del camino y aún queda mucho por hacer, por cimentar las llamadas reformas estructurales y por aplicar las 10 nuevas medidas anunciadas este martes por Peña Nieto para los próximos años, para fortalecer el Estado de Derecho; impulsar el crecimiento económico; y combatir la desigualdad.

 

fsiller@informate.com.mx

www.informate.com.mx

Twitter: @InformateMX

Compartir articulo

    Check Also

    PERFILES POLÍTICOS/Austeridad obligada

    FRANCISCO J. SILLER. El Paquete Económico del Gobierno Federal para 2016 se encuentra ya en …