Martes , 22 Agosto 2017

PERFILES POLÍTICOS/Carrera a Los Pinos

Francisco J. Siller

FRANCISCO J. SILLER. Con la presentación de su Tercer Informe de Gobierno, Miguel Angel Mancera inicia la carrera hacia la Silla Presidencial en 2018. Está a la mitad de su mandato como Jefe de Gobierno y es el candidato natural del PRD, partido al que no pertenece pero que lo apoyó para gobernar la Capital de la República.

La decisión está tomada y está dispuesto a jugársela como sea. Incluso si la izquierda no lo apoya, buscará la candidatura como independiente. Quizá hace algunos años, eso era una falacia, pero hoy y viendo al fturo inmediato, ser candidato independiente, puede incluso ser garantía para los votantes.

La credibilidad de los partidos de Izquierda está por los suelos, ninguno se salva, Inclusive Morena que fue el fenómeno de las pasadas elecciones federales no cuenta con el apoyo de los grandes sectores de votantes. Es cierto que ganó posiciones en el DF, pero en el resto del país, pues no.

Los tres años que restan a Miguel Angel, no serán tersos. Es un camino cuesta arriba que estará plagado de baches y obstáculos. Primero porque tiene que gobernar con una asamblea legislativa en control del lópezobradorismo, que buscará frenarlo en favor de su líder e inspirador espiritual, que va por su tercer intento por ganar la residencia sexenal en Los Pinos.

También esta el alto costo político que a su gobierno le generaron el cierre de la Línea 12 del Metro —herencia de Marcelo Ebrard—, los plantones de los maestros oaxaqueños y la percepción de la ciudadanía sobre la falta de seguridad en las calles citadinas, la carencia de servicios adecuados y los altos niveles de corrupción que imperan en el gobierno capitalino.

Así el Jefe de Gobierno tendrá que ser creativo y proactivo si quiere ganar el reconocimiento de la ciudadanía, asunto nada fácil, cuando los legisladores de Morena están dispuestos a dificultarle el paso y eso lo veremos dentro de poco cuando se discutan los ingresos y egresos del gobierno capitalino para el próximo año y se busque ponerle candados al gasto.

Incluso los morenos en la ALDF buscarán arrebatarle —porque así les conviene— la negociación política para convertir al Distrito Federal en un estado más de la República Mexicana, que se encuentra aún sobre la mesa en el Congreso de la Unión y que de lograrse, sería uno de los logros más importantes en la vida política de la capital.

Para Mancera, lograrlo, es un paso más que lo acerque al Palacio Nacional. Para López Obrador es garantizar un éxito político y la oportunidad invaluable de tener su primer gobernador. En ello están trabajando y ya preparan al pre-precandidato: Ricardo Monreal.

Miguel Angel Mancera dijo apenas hace un par de días que “siempre es bueno competir, pero es mejor ganar”. Palabras que no requieren de interpretaciones, ni lecturas entre líneas. El quiere ser presidente y buscará la forma. Si es con el PRD y la izquierda, bien. Si no como independiente.

Conforme avancen los meses podremos ver su comportamiento y actitudes y su templanza de estadista. Si quiere llegar tiene que convencer y para lograrlotiene que adquirir el reconocimiento de sus gobernados y encontrar los caminos para que sus logros —y no sus errores— sean del dominio de los ciudadanos del resto de las entidades de la República Mexicana.

fsiller@informate.com.mx

www.informate.com.mx

Twitter: @InformateMX

Compartir articulo