Sábado , 22 Julio 2017

EL INFIERNO DE DANTE/Abran los ojos a la injusticia: Papa Francisco

Dante Limon

DANTE LIMÓN. PURGATORIO: Con la finalidad de contar con espacios dignos donde los docentes puedan realizar trámites y desarrollar actividades sindicales, académicas y de esparcimiento, el Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), que dirige Abraham Saroné Campos, secretario general, lleva a cabo la remodelación de sus oficinas centrales, ubicadas en el número 602 de la calle Ignacio López Rayón, en esta ciudad capital.

La remodelación que se realiza en la sede de la Dirigencia Sindical presenta un avance del 80 por ciento e incluye renovación de pisos en algunas áreas, pintado de fachada e interiores, así como remozamiento de puertas, entre otros trabajos que serán entregados en fechas próximas.

Al respecto, el líder del SMSEM, Abraham Saroné Campos reiteró que el mexiquense es un magisterio profesional, comprometido, que destaca a nivel nacional porque lee, se actualiza, dialoga y tiene a la calidad educativa como el principal objetivo de su trabajo al frente de las aulas.

PARAÍSO:

El Papa Francisco convocó a los mexicanos a trabajar unidos en la búsqueda de una vida mejor que revierta las condiciones de emigración, pobreza y crimen que padece el país.

Quiero invitarlos nuevamente hoy a estar en primera línea, a ‘primerear’ en todas las iniciativas que ayuden a hacer de esta bendita tierra mexicana, una tierra de oportunidad, donde no haya necesidad de emigrar para soñar; donde no haya necesidad de ser explotado para trabajar; donde no haya necesidad de hacer de la desesperación y la pobreza de muchos el oportunismo de pocos…

Una tierra que no tenga que llorar a hombres y mujeres, a jóvenes y niños que terminan destruidos en las manos de los traficantes de la muerte”, expresó el Papa durante el rezo del Ángelus, en la parte final de su misa multitudinaria en Ecatepec, Estado de México.

INFIERNO:

Alrededor de 300 mil personas que desafiaron los embates del frío desde tempranas horas, e incluso pernoctaron a la intemperie, Francisco encabezó su segunda ceremonia religiosa en México, tras la que realizó el sábado en la Basílica de Guadalupe, en la capital del país, y que coincide con el inicio de la Cuaresma.

Durante la homilía, el Papa aseguró que la Cuaresma es un tiempo para ‘ajustar los sentidos’, ‘abrir los ojos a las injusticias’ y cambiar el rumbo de nuestras vidas y alejarlas de las tres principales tentaciones del cristianismo: ‘la riqueza, la vanidad y el orgullo’.

Tres tentaciones que buscan degradar, destruir y sacar la alegría y frescura del Evangelio”, consideró.

Con el demonio no se dialoga, no se puede dialogar porque nos va a ganar siempre. Solamente la fuerza de la palabra de Dios lo puede derrotar”, dijo Francisco, aludiendo al relato narrado en el Nuevo Testamento en el que Jesucristo es tentado por el demonio en el desierto.

Llamó a los fieles a recurrir a la palabra de Dios para ‘derrotar’ al ‘demonio y sus tentaciones’.

Enfatizó que las tentaciones como estas llevan a un círculo de destrucción y de pecado.

Revestido del hábito por el tiempo cuaresmal, el líder de la Iglesia católica detuvo la lectura de su sermón para improvisar nuevamente, como lo hizo ayer con los obispos en la Catedral, y pedir a los fieles no dejar de seguir las huellas de Jesús.

Tú eres mi Dios y en ti confío”, recordó Francisco a los fieles y les instó a repetirlo en coro en tres ocasiones.

El altar donde Francisco presidió la celebración fue construido por artesanos locales y contó con motivos indígenas en su decoración.

En una de sus esquinas estuvo ubicado un gran cuadro de la Virgen de Guadalupe, adonde el pontífice acudió poco antes de iniciar la misa e hizo una reverencia. Otro costado del altar fue ocupado por la Orquesta Sinfónica Mexiquense, encargada de interpretar la música sacra.

Compartir articulo