SOSPECHOSISMO/ La Morena tabasqueña

espejo

>> El ex líder del PRD, Jesús Ortega Martínez, distinguió al Peje con el título de “conservador de closet”

RIGOBERTO ESPEJO. Por primera vez, desde que Andrés Manuel López Obrador se hizo famoso por su tenaz proclividad a mentir y por su deseo de trascender como un salvador de la Patria, le recordaron su condición de homosexual.

Para nadie es un secreto en su natal Tabasco, y en especial en la ciudad de Villahermosa, las desviaciones del llamado Peje, que desde su ya lejana juventud, tuvo relaciones anti naturales.

Fue Jesús Ortega Martínez otrora uno de sus más fieles seguidores y defensores, el que en fecha reciente destapó el secreto bien guardado.

Inclusive, fue su coordinador de la campaña presidencial en 2006, en la primera ocasión que el tabasqueño compitió  por el Partido de la Revolución Democrática.

Ahora, con los tiempos cambiados, el Chucho mayor, señaló que Andrés Manuel López Obrador es un conservador de clóset.

El “presidente” del Morena, de acuerdo con el ex líder del PRD,  detesta a  los homosexuales, razón por la cual sus “peje diputados” no participan en la redacción de la Constitución de la ciudad de México, en el apartado relacionado con los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual.

López Obrador, abomina  los temas de homosexuales,  aborto y al sector de lesbianas.

Siempre elude abordar siempre tiene el pretexto de que estos asuntos deben ser consultados por la comunidad.

El Chucho mayor  conoce a fondo al tabasqueño, dio a conocer que cuando se menciona el tema de la homosexualidad, la pronta respuesta es la de convocar a un referendo. Es una cuestión que no  le gusta y aborrece a ese sector de la población.

El líder de la tribu de “los chuchos” nunca se había atrevido a criticar, ni mucho menos calificar ofensivamente  al “Mesías tabasqueño”.

AMLO hizo todo lo posible para ser repudiado por el perredismo, por sus frecuentes violaciones a los estatutos del PRD, debido a que dio su apoyo a candidatos de otros partidos.  Es decir tiene doble moral y maneja un doble lenguaje.

Todos o por lo menos la mayoría de los perredistas, creían que  AMLO era fiel al PRD, pero promovió a los candidatos del Partido del Trabajo de Alberto Anaya y de Convergencia por la Democracia, (ahora Movimiento Ciudadano) de Dante Delgado, en contra de su partido que le dio todo: dinero, viajes, hospedaje, tarjeta IAVE, escoltas y lo hizo dos veces candidato a la Presidencia de México.

En suma, Andrés Manuel López Obrador es fiel representante de la picaresca política nacional, es símbolo de la inmoralidad, de la corrupción y del cinismo.

Es producto neto de la doble moral. Por un lado se presente como el líder de la transformación de México, al frente de su negocio personal, el Partido Morena, al que califica como la  esperanza de México, el partido de la honestidad.

En estas condiciones López Obrador nunca tomó en cuenta el vitriólico calificativo que le asestó el “chucho” Ortega, de “conservador de closet”.  Es decir que por conveniencia no se atreve a salir del closet

La conducta bipolar del aspirante presidencial por tercera ocasión, se conoce desde su lejana infancia.

La lista más conocida de sus “consejeros personales” se inicia con el insigne poeta Carlos Pellicer Cámara, que lo inició por el escabroso “camino de la felicidad artificial”

A lo largo de su ya longeva existencia, el Peje ha contado con diversos “guías morales”.

También,  la vox populi tabasqueña menciona a Enrique González Pedrero, a eso deben las constantes riñas con la esposa del ex gobernador, la finada  escritora Julieta Campos

Aquiles Magaña García, quien de ex presidiario llegó a ser su principal organizador de marchas y plantones.  La relación con este personaje terminó debido a que éste sujeto empezó a organizar por su cuenta bloqueos y plantones  y a cobrar las indemnizaciones por “desgaste físico”, que era la principal fuente de ingresos del Peje.

La historia de del  romance López-Magaña, es digna de telenovela. Fue amor a primera vista.

López Obrador y el entonces candidato a la Presidencia Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano visitaron la cárcel municipal de Villahermosa.

En ese penal, estaba recluido Magaña García acusado de fraude, debido a que sustraía agua de la red primaria para su negocio de lavado de autos.  Por petición del Peje a Cárdenas, se solicitó y obtuvo la libertad de Aquiles.

Otro “consejero nocturno” fue el  sacerdote jesuita Francisco Goitia Prieto, ex comisionado de los Derechos Humanos en Tabasco.

Y Miguel Luna Cabrera,  joven homosexual, mejor conocido en Villahermosa, con el remoquete de “Migueloncha”.  Esta persona amaneció muerta destrozada por los cocodrilos, cerca del municipio de Teapa.

Por ahora, el Peje está al frente de las encuestas, debido a que todavía no tiene adversario oficial y porque tiene por lo menos 15 años en campaña, a las lagunas de la Ley Electoral y a la cobardía de los magistrados del Instituto Nacional Electoral. Quedó atrás el simulado ataque al corazón, pero debe cuidarse de una posible infección de VIH.

López Obrador de está en busca de la tercera nominación a la candidatura a la Presidencia de México, ahora seguramente por su negocio familiar llamado Movimiento de Regeneración Nacional.

En sus magros mítines en las plazas públicas el Peje López imprime mayor agresividad a sus discursos demagógicos, sugiere soluciones ilusorias a pesar de su amplia ignorancia en casi todos los temas- y se monta en la crisis económica, para capitalizar el descontento social, y lanzar sus estrategias subversivas.

Entresemana.mx

Vanguardia en línea

Compartir articulo