Martes , 22 Agosto 2017

LA VIDA COMO ES…/ Generación Y

Octavio_Raziel_

Millennials

DE OCTAVIO RAZIEL. ¿Quién soy? Llegué con la llamada Generación Silenciosa, aquella que nació con Martin Luther King Jr. Malcolm X, Robert F. Kennedy, Clint Eastwood, Bob Dylan, John Lennon, Ray Charles, Jimi Hendrix y la conocida como Beat. A mi generación le tocó consolidar los derechos civiles, individuales y sentamos las bases de la tecnología de la que disfrutan hoy los jóvenes. Luego, el mundo cambió con el nacimiento de la Generación X, hijos de los Baby Boomers y padres de los Millenials o Gen-Y.

¿Me tocó vivir un mundo con TV de un solo canal y en blanco y negro; unas cuantas tiendas, zapaterías, gasolineras, una compañía telefónica y pocas salas de cine. También entre conflictos armados, dictaduras e inestabilidad económica. Sobrevivir a los terremotos del ’57 y del ’85.

Los Millennials, tienen hoy entre 20 y 35 años de edad y se hicieron adultos con el cambio del siglo. Representan un tercio de la población de América Latina y el 78% de ellos posee un móvil, un 37% tienen una Tablet, un 70% su laptop y el 57% desktop.

Se les ha calificado como los herederos del “fin de la historia” que desean reinventarse, pero sin heroicidades, inmolaciones a las que eran proclives sus abuelos o sus padres. Aunque muestran un alto grado de descontento político, están seguros de que nunca tendrán los arranques de los viejos revolucionarios que son meras referencias en la historia.

Nacieron con la telefonía móvil, internet, redes sociales que son parte de su vida. Independientes de las decisiones que marcaron las generaciones del siglo XX y desconfiados de quienes no pertenecen a su rango generacional y su irreligiosidad es manifiesta.

Los Millennials son enemigos de formar un hogar tradicional y prefieren no tener descendencia. Se les conoce también como los boomerangs o con síndrome de Peter Pan por su tendencia a regresar a la casa paterna ante las dificultades que significa encontrar un empleo estable y acceder a una vivienda.

Su apego a los teléfonos inteligentes y a las redes sociales les enmarca en el término FOBO (del inglés Fear of Being Offline, “miedo a estar desconectado”) Jóvenes que viven ajenos a la realidad, a la naturaleza y a la belleza que los rodea. Sus ojos están atentos solamente a pantallas del computador o del móvil; alérgicos al papel de los libros o los diarios. Su patrón de consumo es el de “boca a boca”, por lo que las grandes empresas cuidan mucho que sus productos no tengan una mala imagen en este sector social. Una mala experiencia de un Millennials con un artículo cualquiera puede llevar al precipicio a una marca. La venta de servicios por internet es cotidiana para ellos.

Facebook se dio cuenta del impacto de los mensajes que enviaba por ese medio al que son tan adictos, especialmente los de la Generación Y, por lo que decidió aplicar, subrepticiamente, mensajes que muestran un mundo feliz y con futuro.

Pronto, el 75% de los puestos de trabajo estarán ocupados por los Millenials; tendrán un nuevo esquema de la vida laboral, con horarios de trabajo más flexibles. Consultan Google ante la más mínima duda de un término, fecha o concepto y su vida gira más en “ser” que “hacer” o “tener”.

La contraparte de estos jóvenes es el hecho de que los divorcios, cuando haya matrimonios, y la insatisfacción con su carrera profesional, es muy alta. Sobre todo, cuando sale de esa nube en la que viajan como la generación a la que no le importa conservar su trabajo hasta que se da cuenta de que no tendrá una pensión ni un futuro.

Cuando esto suceda, ya habrá empezado a tomar posiciones la Generación Z, en su mayoría adolescentes y niños, nacidos en el siglo XXI. La también llamada iGen será más individualista y asocial que las anteriores generaciones, sin dar importancia a los valores familiares y estarán cada vez más alejados de la religión. Su mundo será Facebook, Instagram, Twiter, Flickr, WhatsApp o You Tube.

Quienes ya rebasaron los 35 años tendrán que aceptar que han quedado atrás las generaciones conocidas como la Silenciosa, la Baby Boomer y la Gen-X, aceptar la presencia de la Gen-Y, que muy pronto serán desplazados por la Gen-Z.

Mientras, debo solicitar a mi nieta de 7 años, que pertenece a la Generación Z, asesoría para manejar las nuevas tecnologías que trae mi computadora.

Compartir articulo