DIARIO LEGISLATIVO/ Los policías odian a los reporteros

Pedro Jiménez RodríguezPEDRO JIMÉNEZ RODRÍGUEZ. Lo sucedido ayer en la carretera a Toluca, a la altura de La Marquesa, no es sino una muestra más del rencor que guardan en sus entrañas los uniformados, azules, verdes, grises o plomizos, por los representantes de los medios de comunicación masiva.

El caso es que los uniformados de la Policía Federal, que contra viento y marea ocultaron sus nombres, se ensañaron con los reporteros que acudieron al lugar a recabar información respecto de los cadáveres encontraron en esa zona.

Afortunadamente para los colegas, actualmente los adelantos tecnológicos permiten tomar videos y pasaron a las redes sociales en el momento en que están ocurriendo los hechos, pues de no haber sido así, a estas horas ya estarían encerrados en las galeras de la PGR, acusados de quien sabe cuántos delitos.

Pero los videos que subieron otros colegas, muestran claramente como someten a golpes y empujones, a unos reporteros gráficos, a los que incluso les colocan esposos, como si se tratara de peligrosos delincuentes, y lanzan amenazas contra los que filmas los hechos y agreden a patadas a quienes protestan-

Dirán que la sangre no llego al río, que solo fue un incidente, pero queda claro que los llamados cuicos o acólitos del diablo, siguen siendo iguales y por más que digan que tienen instrucción superior y que ya casi están a la altura de las policías del primer mundo, no son más que delincuentes con uniforme.

Para colmo, los jefes de la corporación, Renato Sales Heredia y Manellich Castilla Cravioto, emitieron un boletín en el que reiteran  el respeto absoluto al trabajo que realizan los medios de comunicación y sus reporteros

Y añaden que estuvieron ahí para acordonar la zona y preservar el lugar de los hechos, donde fueron encontrados cuatro cuerpos sin vida.

Al final dicen que van a iniciar una investigación sobre el actuar de los policías federales para determinar si excedieron sus facultades.

Bueno, mientras no se tarden tanto como para aclarar el caso de los desaparecidos de Ayotzinapa, todo está bien.

¡No tienen vergüenza ni m…!

EL PULSO.- En estos días de muertos, los palacios legislativos, de los diputados y de los senadores, están iguales, bien muertos, pues nuestros legisladores se tomaron un puentaso a su medida. Sesionaron el jueves pasado y volverán a sesionar hasta el jueves próximo. Luego dicen que uno los exhibe sin razón y sin motivo*** Por cierto, Emilio Gamboa, quien pastorea a los senadores del PRI y del Verde, hizo un comentario en petit comité: “Mucho escándalo por unas cuantas conchitas que se llevó el helicóptero”. El yucateco se refería al aterrizaje que ordeno que hiciera el helicóptero de un empresario en la isla alacranes, provocando daños severos al arrecife de la zona. La verdad es que Gamboa Patrón es el amo y señor de las tierras del Mayab, pues dicen que él pone y quita gobernadores y hace lo que se antoja por esos parajes que le gusta disfrutar en compañía de sus amigos. Por eso le atribuyen haber ordenado que el yate que los llevo de paseo los esperara en el lugar donde aterrizo el helicóptero. Ahora si que como decían los viejos políticos, “el poder es para joder”*** Y ya que andamos, cuentan que por la Cámara de Diputados se prevén cambios en el área de prensa de la bancada del PRI, porque el coordinador, césar Camacho, ya se dio cuenta que su coordinador de comunicación, Alfonso Camacho, no arregla ni un nescafé y todo el tiempo anda detrás de él, pero en su oficina nomás no hace base.

Alejim04@gmail.com

www.entresemana.mx

Compartir articulo