Lunes , 26 Junio 2017

PODER Y DINERO/ Javier Duarte: “venta de Año Nuevo”

Víctor Sánchez Baños 2

De nada sirve el correr; lo que conviene es partir a tiempo. Jean de La Fontaine (1621-1695) Escritor y poeta francés

VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS. Un pueblo que se muere literalmente de hambre, es un doble crimen el robar dinero de las arcas públicas. Pero, enriquecerse de la manera como lo han hecho los políticos mexicanos, es un agravante para refundir al ladrón por el resto de su vida y al mismo tiempo el despojarlo de la totalidad de sus propiedades.

La impunidad es el aliciente para robar, asaltar, secuestrar, extorsionar, asesinar y cometer cualquier tipo de delito. El Estado de Derecho está hecho trizas en un país donde la sociedad tiene hambre y sed de justicia.

Recientemente, un grupo de empresarios veracruzanos, en una reunión informal, me platicaron de la “venta de garaje” que realiza en estos días el exgobernador de Veracruz Javier Duarte Deochoa.

Esa liquidación comprende la mayoría de sus propiedades inmuebles que van desde departamentos en la Ciudad de México, especialmente en la zona de Polanco, casas en lujosas zonas de la capital del país, el Puerto de Veracruz y esa entidad, así como otras en Estados Unidos. Se venden casi a mitad de precio.

A ello se puede agregar ranchos y caballos pura sangre con un sello de su propiedad marcado en la piel de los animales. Estos tienen un valor entre los 50 mil dólares hasta el millón y medio. Realmente el ahora exgobernador de ese bello Estado, estaba enamorado de los caballos.

Por si fuera poco, puso en remate lotes de joyas y vehículos de gran lujo.

De verdad es difícil entender a una persona que roba hasta enriquecerse a niveles que el dinero no se lo pueden acabar varias generaciones. Pero, lo hacen sin tocarse el corazón y su avaricia les hace desconectar las más elementales neuronas que les pudieran hacerles entender que sus crímenes no pueden, ni deben quedar impunes.

Javier Duarte apenas le han confiscado una pequeña parte de lo que se robó desde que era secretario de Finanzas en el gobierno de Fidel Herrera Beltrán. Son miles de millones de pesos los que se embolsó y no ha sido atrapado.

El malestar de los mexicanos está al límite. Eso debemos entenderlo. No solo hay un grito unánime de ¡ya basta!, sino que el castigo a la clase política cada día se vuelve una exigencia similar a la que ocurría antes de la Revolución Francesa. Lean (del verbo leer) historia para que no la repitan.

PODEROSOS CABALLEROS.- Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca, Morelos, lo traen como loro a toallazos. La clase política, especialmente la izquierda y el PSD, no lo quieren ni en pintura. El Congreso local le dio una tregua por unos días, mientras pasan las fiestas decembrinas y de año nuevo. Sin embargo, preparan todas las baterías de grueso calibre para derribar al alcalde. Las cosas están complicadas ya que, definitivamente, es un capricho de los políticos el derribarlo, pero conforme le siguen dando patadas en las espinillas, Blanco, que es especialista en esa materia, las sabe esquivar y ahora hasta los que no lo querían al momento de las elecciones, lo ven con buenos ojos. *** Raúl Pozos, senador por Campeche, es un incansable promotor de recursos para su entidad, que es gobernada por Alejandro Moreno. En momentos de crisis derivada por la disminución de recursos derivados de la renta petrolera, impulsó varios programas presupuestales para beneficio de sus representados. *** Es totalmente incongruente. Por una parte, hay venta libre de pirotecnia en varias partes del país, como el mercado de San Pablito en Tultepec, Estado de México, donde los intermediarios pueden acudir a comprar los explosivos. Sin embargo, en la Ciudad de México y en otras ciudades la policía impide su comercialización. Es muy claro que la venta indiscriminada y sin control es un grave peligro para las comunidades. Asimismo, se convierten en un riesgo para la calidad del aire que respiramos. La cantidad de detonantes que se utilizan por las fechas decembrinas y las patrias, es gigantesca. El 80% se vende ilegalmente y sin permisos, en forma clandestina, por lo que no cuentan con medidas de seguridad. En pocas palabras otro hecho hipócrita que pone en riesgo la vida de miles de mexicanos.

RESPONSABILIDAD SOCIAL: La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, entidad gobernada por Miguel Mancera, destinará 23 millones 505 mil pesos en el desarrollo de tres proyectos para producir un taxi eléctrico 100% mexicano, que permita a los prestadores del servicio obtenerlo a un costo bajo o, en su caso, convertir los motores de sus autos de gasolina a eléctricos. El primer proyecto consiste en desarrollar un kit de conversión; el segundo tiene como objetivo mejorar el banco de baterías, para lograr una carga que alcance un rendimiento de 200 kilómetros. Mientras que el tercero consiste en desarrollar un auto eléctrico con tecnología, ensamblado y materiales del motor 100% mexicanos.

vsanchezb@gmail.com.mx

www.entresemana.mx

Compartir articulo