EL OTRO DATO/ Amlo le saca al parche

JUAN CHÁVEZ. Ya en tiempos de registro oficial de la candidatura y que Anaya y Meade están de acuerdo en debatir en los medios, López dice que no le entrará al toro.

Solo iré, dice, a los tres debates programados por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Para el mesías tropical comparecer “cara a cara” con sus contrincantes, le causa náuseas.

En el 2006, en su primer intento por convertirse en Presidente de la República, rechazó y no asistió a los debates formales.

“Ahora si voy a ir”, anunció en 2012, y fue, y le fue como en feria.

Por eso ahora, como rounds de sombra, se niega a lo que prestos, los canales de televisión, organizarán. También en los noticieros de radio se podrán dar las confrontaciones de ideas y proyectos de nación de los presidenciables.

El golpe que el Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal le dio al INE abre las puertas a los debates, sin limitación alguna. Es decir, podría darse el caso de que se registraran más allá de una hora, en horarios especiales y quizá fuera de los noticieros tradicionales.

Se trata de saber quién es el más chipocludo de los que, indudablemente, pronto serán seis aspirantes a la Presidencia. Y si López no asiste, se dará entre cinco o, para empezar, entre Meade y Anaya.

Lástima que el árbitro electoral y las leyes que le rigen no contemplen sanción alguna para quien se  niegue a debatir. Se trata del futuro de México y debiera ser obligatorio, para los contendientes, no rechazar la oportunidad de tales confrontaciones.

Del mismo modo como se les otorga el amplio ejercicio unilateral de sus spots en tiempos oficiales, debieran oficializarse igualmente los debates en los medios y en los que formalmente organice el INE.

Se trata, insisto, del porvenir del país. De  que la ciudadanía tenga oportunidad de verlos frente a frente discutir sus propuestas. No es enchílame la otra. Todo, independientemente de que “cara a cara”, los que le entren, se exponen al desgaste, en tanto el burlador López, cobardemente, se estará carcajeando fuera de los escenarios que los medios construyan para los debates entre los presidenciables.

Amlo le saca a la libertad de expresión, a su ejercicio sin límites, como lo habrá en los debates formales.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ Pelea, pegará a economía

      JUAN CHÁVEZ. Hay quien ya ha comentado que el país resiente una pérdida de …