Siete asesinos del tiempo en la oficina, advierte Alejandro Desfassiaux

Ciudad de México, 12 de junio (entresemana.mx). En las oficinas mexicanas existen homicidas del tiempo que pasan inadvertidos y que consumen hasta un día completo de trabajo cada semana y disminuyen productividad y recursos empresariales, incluso desincentivan la innovación y desarrollo de los negocios, asegura Alejandro Desfassiaux, autor de Cómo poner un alto a la inseguridad en México.

El presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada, dice que entre las 35 economías que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, México es el que más número de horas trabaja anualmente, incluso 21.66% más con relación a las 1,713 de Japón, país que acuñó el término karoshi para definir la muerte por exceso de trabajo. Paradójicamente, “nuestro país tiene los niveles de productividad más bajos”, refiere Desfassiaux.

Con 35 años de experiencia en seguridad privada, el autor detecta a los siete asesinos del tiempo que pasan inadvertidos en las oficinas mexicanas.

Juntas improductivas. Son las responsables de hasta el 15% de las horas muertas. En ellas se involucra personal que no tiene un involucramiento en el asunto, no están esquematizadas ni presentan objetivos y calendarización de acciones y responden más a políticas y prácticas que a planeación puntual y estratégica. “Además de la pérdida de tiempo y confusión, con este tipo de reuniones es posible generar fugas de información confidencial a las personas inapropiadas y descuidar la confidencialidad”, refiere el experto en seguridad.

Mobiliario poco ergonómico. “Trabajar con sillas o escritorios en males condiciones, que lastiman o generan posturas incómodas, sitios con poca luz o poca higiene, e incluso en edificios enfermos, forzan a que los trabajadores continuamente se muevan de su lugar con el pretexto de afilar lápices, tomar café u reunirse con personas de otros departamentos. Además de las horas perdidas por tales características del lugar de trabajo, existe una correlación directa con el mal clima laboral y la multiplicacfón de distractores”, comenta el autor de Cómo poner un alto a la inseguridad en México.

Ineficientes o inexistentes políticas de comunicación. “La incertidumbre es el distractor más común en los lugares de trabajo.  En las empresas donde existen restructuraciones continuas, amenazas de despidos o de disminuir las condiciones y prestaciones laborales, se dispara el estrés y también los rumores…. Mientras más claras están las políticas de ascensos y crecimiento, de estabilidad laboral y se cuentan con políticas claras en la compañía, sin importar las condiciones externas, disminuye notablemente la comunicación sesgada y el radio pasillo”, asegura Desfassiaux.

Interacción con públicos externos. “Cuando no se tienen políticas de horario para atender a los públicos externos, como a nuestros proveedores, se pierde mucho tiempo en cumplir el día a día laboral pero se pierde visión por lograr objetivos y metas. Esto se refiere no sólo a las visitas físicas sino incluso a llamadas o peticiones, incluso, las personas más productivas calendarizan su interacción con sus clientes internos. Así, los imprevistos se reducen notablemente”, dice el experto.

Duplicidad de trabajo. “Asignar a dos o más empleados la misma laboral es una de las maneras más certeras de que se pierda el tiempo y disminuyan resultados. Convienen los perfiles de puestos claro y una división tajante de labores y responsabilidades”, determina el autor que creó cinco propuestas para lograr la tranquilidad de la ciudadanía.

Trabajadores multitask. “Se relaciona con lo anterior. Si en una empresa existe un todólogo, no sólo el tiempo para efectuar una tarea crece sensiblemente, sino que baja el nivel de especialización a la par que aumentan los riesgos de espionaje industrial, robo hormigo, fraudes y otros”, asevera Desfassiaux.

Metas y perfiles de puesto ambiguos. “Este punto se relaciona con el anterior. Si no se tienen bien establecidos las funciones y especialidades es posible que una tarea determinada no peda efectuarla un determinado colaborador y en el eslabón de quién podrá cumplir determinada tarea de perderán varias horas y eficiencia. La ambigüedad de funciones es un asesino de al menos 10 horas semanales en las organizaciones”, concluye el presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

Compartir articulo

    Check Also

    Firma López Obrador iniciativa de revocación de reforma educativa

    Ciudad de México, 12 de Diciembre (Notimex/entresemana.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó la …