EL OTRO DATO/ Enfrenón a AMLO

 

JUAN CHÁVEZ. En seguridad, con  los gobernadores primero, y luego el propio  presidente López Obrador, entrado seguramente en  reflexión, surgen  los primeros cambios a la política del nuevo gobierno en la materia.

Habrá, según anuncio del Ejecutivo, la construcción de un sistema de información sobre la materia, a fin de contar, en forma precisa, con los hechos de inseguridad registrados 24 horas antes de sus reuniones mañaneras con el gabinete de seguridad.

Y a las mesas estatales de seguridad, será Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, quien designe a los secretarios que representarán al gobierno federal en tales foros.

AMLO perdió su insistencia de mantener tal prerrogativa a los delegados mejor conocidos como súperdelegados que ahora solo se encargarán de los programas sociales.

Positivo que López reconozca que se carece de información exacta sobre las ejecuciones diarias del narco crimen, algo así  como una rectificación a lo declarado en su primera rueda de prensa como Presidente.

Criticó la no existencia de un sistema que dé seguimiento a los crímenes que día con día se cometen. No hay un sistema que le permita a las autoridades saber cuántos homicidios diarios se comenten en el país, dijo.

No hay indicadores precisos  de la violencia, por falta de ese seguimiento diario, estableció.

Inclusive señaló que los datos de inseguridad y violencia se manejan únicamente como estadísticos.

Se comprometió con la prensa a “darle elementos” de cuánto se paga a empresas por la información de inseguridad. Son cantidades millonarias, acotó.

La inseguridad es el problema que más flagela a la sociedad y López lo quiere agarrar de los cuernos desde la mesa de su reunión “mañanera” con los funcionarios que colocó en el área de seguridad: la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Alfonso Durazo, de la SSP; Alejandro Gertz Manero, encargado de despacho de PGR y los titulares de Sedena y Marina, Luis Crescencio Sandoval y Rafael Ojeda.

El asunto toral es haber advertido, en estas primeras de cambio, que don Andrés muestra una cara que no había mostrado: saber escuchar y aceptar propuestas, como las de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) que recibió en Palacio Nacional y le expusieron su inconformidad a que sus súperdelegados absorbieran las cuestiones de seguridad de las entidades de la República.

Un buen round para la oposición pacífica y organizada. Y si ese es el camino, hay que transitarlo apresuradamente. Hay que agarrarlo en curva para que no resulte autoritario como, inclusive su servidor, le hemos calificado.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ AMLO, circo, maroma y teatro

    JUAN CHÁVEZ. A una semana en el poder Ejecutivo, López  Obrador parece agarrado de la …