Sin NAIM, viajeros evitarán México

 

JUAN CHÁVEZ. Aparte de alertar la enorme pérdida que para México significará la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional  de México (NAIM), el organismo aeronáutico internacional avizora que muchos viajeros evitarán pasar por México.

No habrá conectividad, advierte la IATA que se queja además de que el proyecto de López Obrador de sustituir NAIM con tres aeropuertos, no está clarificado.

Señala además que con tres aeropuertos en el Valle de México –el Benito Juárez, el de Toluca y el que se planifica en la base aérea militar de Santa Lucía—constituyen peligro para la aviación.

No es lo mismo que Londres y Nueva York, que tienen varios aeropuertos, pero son ciudades a nivel  del mar. En México, su orografía constituye una alerta permanente a la aeronáutica internacional.

La IATA es la Asociación de Transporte Aéreo Internacional y por conducto de su vicepresidente regional para América, Peter Cerdá, anunció una “reunión cumbre” en México para febrero próximo a fin de aclarar con el gobierno el asunto de los “tres aeropuertos”.

“Tenemos que conocer y evaluar la rentabilidad del proyecto para que las líneas aéreas tomen decisiones. Se habla de que se tendrá listo el proyecto en los próximos tres años, aunque nos parece muy ambicioso y aún no está claro cómo se va a llevar a cabo; por lo pronto estamos en la mejor disposición de trabajar con las autoridades para sacar la máxima eficiencia del aeropuerto actual”, declaró.

Para la IATA no existirá conectividad con el “proyecto aeroportuario AMLO”, con el riesgo de que, sin conectividad, los pasajeros eviten pasar por México, lo que aprovechará Panamá, Houston y Dallas que ya están prestos para sustituir al país.

En tanto, los tenedores de los bonos del NAIM, por tercera vez, rechazaban la nueva propuesta del gobierno lopista en la recompra de la deuda de la inversión hecha en el  gran proyecto que López echó abajo.

Los bonistas consideran que la nueva oferta de recompra es insuficiente para compensar la caída  esperada en el volumen de pasajeros del aeropuerto internacional Benito Juárez como resultado de la apertura de los aeropuertos alternativos propuestos, Toluca y Santa Lucía.

Y es que la lana de los inversionistas, pegada al TUA, está garantizada con los pasajeros que hagan uso del actual aeropuerto y, claro, esperan un incremento  de turistas que favorezca a las millonarias sumas que apostaron en la que sería la colosal obra del  México moderno.

El directivo de la IATA  destacó que por el solo anuncio de  la cancelación del proyecto Texcoco, el gobierno tendrá un impacto de aproximadamente 5,000 millones de dólares, contra los 13,000 millones de presupuesto para su construcción.

Mostró preocupación por el futuro de la industria aérea mexicana, cosa que a  don Andrés le tiene sin cuidado.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ Recetas mediáticas no le fallan

      JUAN CHÁVEZ. Mañana miércoles, el paseo mediático de AMLO cambia de carril. La guerra …