EL OTRO DATO/ AMLO castiga a universidades

 

JUAN CHÁVEZ. Un presupuesto austero pero irresponsable. O para decirlo con la fineza del  Centro de Estudios Económicos del Sector Privado: “Un panorama que dificultará  un mayor crecimiento económico   e incluso (abre) la complejidad de cumplir los objetivos planteados por la nueva administración federal”.

Cómo que el gasto para el primer año del gobierno de López Obrador, fue un escopetazo de 100 tiros al cielo  sin que ninguno le atinara a la paloma.

El organismo del Consejo Coordinador Empresarial, por conducto de su dirigente Juan Pablo Castañón, lo ve claro, si  los diputados no modifican los términos del  paquete económico puesto en  sus manos.

La propuesta del Ejecutivo, señala Castañón, “Genera buenas señales a los mercados, pero es evidente que está enfocado a los programas sociales y no suficientemente a la inversión productiva”.

Para decirlo claro: Los dineros que el gobierno del izquierdista morenista propone gastar en 2019 están dirigidos a ensanchar el camino de su populismo, algo de lo que no podrá jamás desprenderse López Obrador.

No hay apoyo a las pequeñas y medianas industrias generadores del 70% de los empleos en México.

“El recorte del 80% previsto para el 2019 al presupuesto de las pymes, la disminución del 40% para el campo y la desaparición de recursos  para la innovación productiva conllevarán al debilitamiento de la economía, de la creación de empleos”, sentenció el dirigente empresarial.

El año nuevo, no obstante, despertará con dos nuevos salarios mínimos: uno, para toda la República, de 102.68 pesos y el fronterizo, aplicado a los municipios ubicados en los 25 kilómetros inmediatos a la frontera norte y algunos colindantes, de 176.72 pesos.

Un incremento al ingreso laboral diario de 16% en el primer caso y de 100% en el fronterizo. Algo,  definitivamente justo.

A cambio, a la investigación de la ciencia y la tecnología, se le arrincona y apenas si le es presupuestada una piscacha.

El tijeretazo a la ciencia y tecnología es de 13.6%, es decir, el ramo 38 al que presupuestariamente corresponde, se le han asignado 49,733 millones de pesos, cuando en este 2018 que muere, tuvo 56,477 millones.

De entrada, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), órgano máximo regulador en la materia, tendrá 2,561 millones de pesos menos para el 2019.

De hecho, el nuevo gobierno no le atora a la cultura y le mete tremendo tijeretazo a las universidades del país  y al Instituto Politécnico Nacional.

Para las tres instituciones de educación superior más importantes del país, como la UNAM, UAM y el IPN, la asignación es inferior al gasto que ejercieron en 2018.

Las disminuciones oscilan en el 4% y ante la protesta del rector de la UNAM, el presidente López, sin miramientos, arremetió:

“Hay que hacer más con menos, eliminar los lujos, además”.

Total, él va más allá de su “austeridad república”, sin importarle a quién machuca en el camino.

Mientras tanto, y sin ser creyentes, me acojo a las bondades que la iglesia católica regala al mundanal mundo nomás por su insistencia de que el Nazareno nació un 24 de diciembre y su anunciación se celebra el 25, Día de la Navidad. Nos vemos el 7 de enero. Que haya salud y felicidad en 2019.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ Juventud del orbe contra abulia de gobiernos

    JUAN CHÁVEZ. Mientras aquí el lunes López Obrador licitará su proyecto de refinería en Dos …