EL OTRO DATO/ AMLO, hacer por hacer

JUAN CHÁVEZ. Son muchos los que votaron por López Obrador que ahora están arrepentidos.

“Ejercí mi derecho a la duda”, me confesó el conductor del vehículo del servicio  Uber que me trasladó del domicilio de mis hijas en el estado de México, a mi modesta casa en la llamada ahora alcaldía de Tlalpan.

¿Cómo?, le reviré sorprendido.

“Es que está haciendo cosas, apenas un mes de haber iniciado su mandato, que van a sacudir nuestra economía”.

El conductor respondió a la pregunta qué le formulé: ¿Cómo ve el país, ahora con el nuevo presidente?

“Yo voté por él”, me reveló. “Ejercí mi derecho a la duda, en virtud de que los otros partidos me tienen desconfiado”.

Ni  al PRI, PAN, Verde o PRD, me comentó, “les creo nada, han ejercido el poder y han hundido a México”.

Bueno, le salí al paso, algunos de esos institutos políticos han ido en alianza con candidatos que no han sido propios…

“Es claro, y ahí hay que ver cómo se desperdicia el dinero de nosotros, el pueblo, manteniendo a partidos que no tienen razón de existir”.

“Él, que está modificando la Constitución a tiro por viaje, debió ya modificarla para sacar de las cámaras a tanto holgazán que vive de nuestro dinero”.

El Senado, comentó, debiera ser de 64 senadores y la Cámara de Diputados, de 300. “Debió quitar 64 senadores y 200 diputados de un plumazo, como está haciendo con otras cosas”.

“Ése sería un ahorro real”.

El conductor, cuyo nombre  no le pedí, parecía un hombre bien preparado y metido con toda la fuerza de su ser en la política presidencial que el país estrenó el 1 de diciembre pasado.

“Soy licenciado en Comunicación”, me dijo, mientras seguía vaciando su costal sentido por la rapidez con que el tabasqueño despliega sus planes.

“Parece que lo van correteando y luego, sin seguridad militar a su lado, está exponiendo la seguridad nacional”.

Refirió las tres personas que se han colocado en sus conferencias de prensa matutinas. “Dos mujeres y un hombre”, recordó.

“Imagínese, por ese camino no faltara alguien que, opuesto a sus medidas o dolido porque le quitó el trabajo, se le plante enfrente y le sorraje un plomazo”.

Hizo notar, en el caso, que en lugar de crear empleo le ha metido el acelerador al desempleo, echando a la calle a más de “200 mil burócratas de todos los niveles que no van a encontrar trabajo fácilmente en el sector privado”.

No le perdono que mande a la basura  millones de pesos que se llevaban invertidos en el aeropuerto de Texcoco”, nomás por dar rienda suelta a sus desplantes que demuestran que no sabe gobernar”.

¿Qué pasará este 2019 ante el panorama que usted describe?, le  piqué.

“Lo que tiene que pasar: un país que votó por millones por él y que empezará a volteársele, porque sus programas políticos van empezar a dañar a las familias y a decepcionarlas”.

“Yo veo mayor inseguridad, con tanto desempleo que está generando”, me señaló.

Pensativo, me despedí de él. “Los taxistas, y en este caso un profesional que la “hace” en la Uber porque no hay donde trabaje, siguen siendo “sábelos todo”.

www.entresemana.mx

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ Juventud del orbe contra abulia de gobiernos

    JUAN CHÁVEZ. Mientras aquí el lunes López Obrador licitará su proyecto de refinería en Dos …