EL OTRO DATO/ Se lleva de a cuartos y…

 

JUAN CHÁVEZ. Pide uno de los subgobernadores del Banco de México  “darle tiempo   a AMLO   en  materia económica”.

En otras  palabras  que  aprenda  economía. Eso es lo que hay que entender de Jonathan Heat, subgobernador del Banxico impulsado hasta ahí  por el propio AMLO.

Heat lleva algo así como treinta años de estarse entreteniendo  con  las expectativas de la macroeconomía.

“Es lo que me encanta”, ha declarado gustoso.

Bueno, él está en lo suyo, pero López  Obrador no y se supone que tres veces candidato presidencial  y finalmente, sentado en la cúspide del poder, debe saber lo que está haciendo en los ingredientes  económicos  de su plan de gobierno.

Si no, que nos diga Heat  a qué santo  encomendarnos  porque está de la patada el gobierno que está por cumplir  los fatídicos primeros 100 días de dirigir al país.

Todos  los días los medios, además de tocar sus decires en sus “mañaneras”, también inscriben en sus portadas los millones de pesos que se perdieron.

Se los chupó la bruja en la cancelación del NAIM, el huachicol por poco deja en la calle a Pemex, los maestros de la CNTE (aliados de López) llevan 22 días de mantener bloqueadas las vías del ferrocarril en Michoacán, con otro cacho de millones que volaron al Limbo y ahora, desde el veintitantos de enero, las huelgas de las maquiladoras en Matamoros.

En todo, el gobierno de Andrés solo da esperanzas.

Y la billetiza, mientras tanto, va a caer a las  manos de los demonios.

Maquiladoras se van de México por no poder cargar con las exigencias laborales, surgidas a raíz del puntacho  presidencial  de elevar al  doble el salario mínimo en la frontera norte.

Así, los trabajadores de las maquiladoras  demandaron un incremento salarial del 20% y un bono anual  único de 32 mil pesos per cápita.

Algo justo, si se quiere, pero que pone a  tambalear a la economía y que ahora, en que en marzo-mayo  deberán caer las revisiones contractuales colectivas, el ejemplo de Matamoros va a cundir.

¿20% de incremento salarial? Ni Slim, con la riqueza de sus empresas del Grupo Carso, lo aceptaría.

La industria maquiladora genera más de 3 millones de empleos directos y más de 270 mil millones de dólares al año en ingresos.

Nomás por eso, AMLO debía echarle no un ojo sino los dos a actividad económica tan importante.

Pero no, sucede  lo que sus insultos o reproches en sus entrevistas en Palacio Nacional a ex presidentes, que luego le reviran, como en el caso de Felipe Calderón, y lo retan a debatir el señalamiento  “no legal pero si inmoral” que les hace, y le saca al parche.

“No voy a debatir con Felipe Calderón, incluso le ofrezco una disculpa”, dijo.

Y remató, ensarapado en la investidura:

“Pero no voy a callar como momia y debo decir que “se le pasó la mano”, igual que a Ernesto Zedillo al aceptar contratarse con empresas a las que beneficiaron en su gobierno”.

Pero reitera no entrarle al debate. Y sucede que se lleva de a cuartos y luego no se aguanta…

www.entresemana.mx

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ Los gasolinazos de ahora

      JUAN CHÁVEZ. El primero en la frente, reza la oración, para que Dios nos …