COORDENADA/ El año pasado fueron asesinadas 198 mujeres. Cifra récord nunca antes vista.

 

>> La violencia feminicida en México y en Jalisco

LUPITA RAMOS (SemMéxico/ Jalisco). Esta semana, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), presentó públicamente el informe: “Violencia feminicida en México: ni un paso atrás”. Omisiones, retrocesos y desafíos de las autoridades a nivel nacional.

El feminicidio, es un crimen que ha dejado desolación, tristeza, dolor, hogares vacíos, madres, padres, hijas e hijos en desamparo. La violencia que rompe la vida de las mujeres, sus familias y el tejido social, se plasma no sólo en el feminicidio, sino en la desaparición de mujeres y niñas, en las agresiones sexuales y en la tortura que muchas veces culmina en feminicidio de mujeres de todas las edades. Señala el Observatorio que a casi cuatro años de la primera Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, declarada en el Estado de México en 2015, ahora se cuenta con18 Alertas de Violencia declaradas en 17 estados del país.

Desde hace varios años, vivimos un contexto en el que las autoridades en México han demostrado su negligencia, falta de voluntad política e incapacidad gubernamental para emprender acciones contundentes, imperando un clima de permisibilidad a la violencia feminicida en el territorio nacional. Actualmente 56% del territorio se encuentra en Alerta de Violencia de Género. Nuevo León, Sinaloa, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Quintana Roo, Estado de México, Campeche, Chiapas, Veracruz (2 Alertas), Oaxaca, Guerrero, Colima, Morelos, Michoacán, Jalisco (dos alertas, una local y una federal), Nayarit. Sin embargo, lo que han hecho las autoridades estatales es invisibilizar y reducir el feminicidio al ámbito familiar, a tal grado que del 24% de los asesinatos de mujeres que se reconoce como feminicidio, la mayoría la ubican en el ámbito familiar, dejando en la impunidad y no investigando los que se cometen en el ámbito comunitario, en donde en muchos casos son cometidos por diversas estructuras criminales.

El 70% de los feminicidas se mantiene en el status de desconocidos, ubicando solo al 30% de los agresores como personas conocidas de las víctimas, tales como sus parejas, familiares cercanos, etc. lo que refleja un evidente contexto criminal. Jalisco se encuentra en Alerta de violencia contra las Mujeres (Estatal), desde hace dos años y en Alerta de Violencia de Género (Federal), desde noviembre de 2018.

El año pasado fueron asesinadas 198 mujeres. Cifra récord nunca antes vista.

Jalisco registra en los primeros 35 días del 2019 un total de 26 homicidios dolosos contra mujeres, 15 mujeres en los últimos 10 días de los cuales solo 4 se han consignado como feminicidio. La desaparición de niñas y mujeres sigue a la alza (en una semana desaparecieron 7). En este contexto, el gobernador decide desaparecer al IJM Instituto Jalisciense de las Mujeres. En Jalisco, Vivimos en un Estado feminicida que no solo desaparece el órgano rector de la política pública para las Mujeres, sino que no busca a los feminicidas ni a las mujeres desaparecidas. ¿Y la Alerta? Que alguien le avise al gobernador que tiene 5 meses para cumplimentar las medidas que le señalaron la CONAVIM y Secretaría de Gobernación al Estado de Jalisco al decretar la Alerta de Violencia de Género para Jalisco en noviembre pasado. (Por cierto, ya solo le quedan 2 meses).

lupitaramosponce@gmail.com

@lupitaramosponce

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    COORDENADA/ Cartilla Moral de 1944

      >> Hoy hablamos de una sociedad incluyente, diversa, multicultural, en búsqueda de la equidad …