¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!/ En la lealtad se es o no se es…

 

SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS. Jamás hemos tenido dudas de la lealtad institucional del Ejército Mexicano, lo  recordamos hace 106 años, cuando desde el Castillo de Chapultepec, Francisco I. Madero y José María Pino Suarez, fueron escoltados por los cadetes del Colegio Militar hasta Palacio Nacional, mostrando la lealtad institucional en días difíciles al presidente de la República quién, posteriormente, fuera asesinado con Pino Suárez, allá en los terrenos de Lecumberri, pero además, durante muchos años hemos visto a ese PUEBLO UNIFORMADO, del que sale y al que sirve, llegar a los sitios más lejanos para apoyar en las desgracias y los desastres, nuestro ejército no es un ejército elitista, tampoco tiene el sentido golpista que quisieran muchos reaccionarios imperara en sus filas para continuar  protegiendo sus intereses, así, recordamos siempre, con lealtad, a los hombres que en 1968 evitaron, quieran o no reconocerlo los pillos y traidores, el GOLPE MILITAR, planeado en las filas de la reacción y de los agentes y lacayos de la CIA en aquellos tiempos de la Guerra Fría y en los de la Guerra Sucia, ahí, se mostró la plena lealtad, incluso, a un presidente al que sin duda, el mismo secretario, Marcelino García Barragán le brindo su lealtad completa, a pesar de que el general y licenciado Corona del Rosal, había generado, antes del 26 de julio, la famosa “guerra preventiva”, contratando a jóvenes policías y paramilitares para que fueran a provocar acciones en las escuelas y generar un movimiento violento como el que se generó, como una  respuesta a la provocación por parte de los estudiantes mexicanos y, a pesar de las maniobras de Echeverría y del jefe del Estado mayor Presidencial y de Corona del Rosal, General y licenciado, todos, en busca de la sucesión presidencial adelantada, provocaran la traición y la represión que  conocemos y se evita, por esa lealtad del Ejército, el propuesto GOLPE MILITAR que pretendían los norteamericanos dentro del esquema de la Guerra Fría de la época.

LEALTAD SIN DUDA y, por ello, el general secretario,  SALVADOR CIENFUEGOS, DECLARA QUE: ESA LEALTAD ES LA QUE NUTRE AL EJÉRCITO Y BRINDA SU APOYO   A SU PUEBLO,   que ha entendido que el presidente es, sea quien sea y de la corriente que impere, el hombre al mando y comandante supremo y que ellos entienden, como militares y pueblo armado, LOS CAMBIOS Y LAS LUCHAS QUE SE REALIZAN PARA COMBATIR LA CORRUPCIÓN Y RESCATAR LA SOBERANÍA NACIONAL LUCHANDO POR LA PAZ SOCIAL Y EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS.

Así, en este esquema, la creación de la Guardia Nacional, tendrá la garantía de esa lealtad que se debe al pueblo y al presidente, por su preparación real que le permita combatir a la delincuencia para imponer la paz social, ya que sin esa paz, no se podrán concretar muchos de los objetivos y programas de la política del presidente, en este esquema, debemos entender que el grillero suelto en las discusiones, solamente muestran las ambiciones y los intereses en el control de este nuevo grupo armado y es así que se tiene que entender que los militares, deben tener el mando para evitar cualquier intento golpista y traición en los mandos…

Hay, en muchos grupos, intentonas de división en el cuerpo que arropa los esfuerzos de cambio del presidente López obrador, de tal suerte necesarios, que le hacen de chile, jitomate y mole y, los soldados, hacen labores de todo tipo sin dejar de prestar sus servicios sociales y estar atentos a las necesidades de la seguridad interna y externa que requiere el país, en fin, desde el combate al huachicoleo, la vigilancia de instalaciones vitales, protección a las poblaciones en contra del ataque de paramilitares, atención a las urgencias nacionales vemos a todo el pueblo armado, con eficiencia y lealtad, cumpliendo con su labor, por ello es que la confianza de los mexicanos se vuelva en manifestaciones de apoyo independientemente de las grillitas por intereses bastardos que se hacen en los centros de discusión política. Claro que los militares saben de ideologías y de política, su formación, ahora, los obliga, pero una cosa es saber e interpretar los tiempos y las circunstancias y otra estar en el juego de los “grillos” en su lucha por el control de mando y de grupos, de puestos y de presupuestos y ahí, en ese juego. no entran los militares, porque saben que ese campo le pertenece al presidente y que él tendrá el vigor, la claridad y la fuerza para imponer su visión del mundo y de la vida y. sobre todo. del cambio para el bien de todos, de las mayorías, así que en ese mutuo entendimiento. la lealtad está garantizada en el país para la tranquilidad de los mexicanos porque no hay en el horizonte. hasta ahora. movimiento de desestabilización del gobierno y del poder, gracias. sin duda alguna. a la LEALTAD DE NUESTRAS FUERZAS ARMADAS…

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    ¡QUE CONSTE,…SON REFLEXIONES!/ T, es la lógica

      SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS. Pues de acuerdo con las investigaciones científicas en los Estados …