EL OTRO DATO/ Drama por Dos Bocas

 

JUAN CHÁVEZ. Aunque ayer  en Palacio Nacional el drama fue de muchas voces, incluidas las de los youtubers que agredieron a reporteros, el de Dos Bocas, el proyecto  de la refinería al que el  presidente López Obrador se ha pegado como su máxima “salvación”, fue el  principal.

Desautorizó  al subsecretario de Hacienda  Arturo Herrera que el lunes declaró al diario británico Financial Time que el proyecto se pospondría para derramar los millones de dólares presupuestados para  el mismo, en el fortalecimiento de la exploración y producción de los mantos petroleros existentes.

La congruencia de Herrera fue considerada como una incongruencia. “Fue un mal entendido”, se limitó a declarar el presidente a la pregunta que le fue formulada.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, presente en la “mañanera” de AMLO, sostuvo que la refinería va contra viento y marea.

Hay, por tal motivo, serio desencuentro en el gobierno: Hacienda contra Energía y AMLO, y seguro que van a salir chispas en cuanto las agencias calificadoras y los organismos financieros internacionales  “hablen”.

Por lo pronto, los expertos señalaron que se eleva la incertidumbre sobre el futuro financiero de Pemex.

La prensa también criticó el acuerdo del Senado para que la hasta ayer  magistrada presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa capitalino, Yasmín Esquivel, esposa del empresario constructor José María Rioboó,  fuera designada nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El presidente se congratuló de tal designación y calificó a Rioboó  como uno de los mejores estructuristas en el país que “no tiene ningún cargo en mi gobierno”.

Sin embargo, admitió que le ha ayudado mucho en el asesoramiento.

No mencionó que es su “asesor sin cobrar”, como lo nombró en la primera semana de su gobierno.

Rioboó participó  en la obra hidráulica de la Supervía Poniente, autorizada por el entonces jefe de Gobierno del D.F., Marcelo Ebrard, actual titular de la SER, y  su esposa, ahora la nueva ministra en el Alto Tribunal, le impulso el acuerdo de impacto ambiental como magistrada del Administrativo.

Total: una muestra más del influyentismo que está practicando López Obrador, aunque se tenga que aceptar, como lo aseguraba Echeverría, que “se gobierna con amigos, no con enemigos”.

AMLO también pospuso la consulta ciudadana  para juzgar por corrupción a los ex presidentes Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña “hasta que sea aprobado el artículo 35 de la Constitución”, que dará legalidad a sus consultas.

Lo que no debe quedar en el aire es la agresión a los reporteros de los youtubers que se apostaron en la calle de Moneda en espera de que salieran de Palacio Nacional. Es el despertar de un loco e incontrolable fanatismo que convierte a López Obrador en dios, en intocable,  por haber lanzado su bendición a las redes sociales.

“Benditas redes sociales”, pronunció en su discurso inaugural  en el Zócalo, el 1 de diciembre.

www.entresemana.mx

 

Compartir articulo

    Check Also

    EL OTRO DATO/ El diablo laboral, suelto

    JUAN CHÁVEZ. Walmart, con su poderío económico, doblegó a la Confederación Revolucionaria de Obreros y …