AUNQUE PESE/ Corrupción pantanosa

 

SALVADOR MARTÍNEZ G. Cuando la corrupción florece y permea la esfera social y de gobierno no es fácil su eliminación, las estructuras de combate se encuentran carcomidas e invadidas por el mismo mal que desean terminar, la mera voluntad puede chocar con un dique o sumirse en zonas pantanosas de lodo putrefacto.

La lucha contra la corrupción iniciada por esta administración ha dado ya frutos palpables pero aún faltan muchas acciones para que se pueda afirmar que el camino es el correcto y no solo un esfuerzo más que naufraga en las tormentosas aguas de los negocios sucios, el desvió de presupuestos y los cohechos.

Lo revelado en esta semana sobre el cartel de Lima en Guanajuato en torno al perredista Hugo Estefanía Monroy es solo un ejemplo de como el sistema político mexicano se encuentra tan penetrado por la corrupción como lo puede estar el sector privado, la banca, las universidades los gobiernos estatales o los municipales.

López Obrador ha dicho hasta el cansancio que combatirá la corrupción, que no claudicará en su afán de limpiar la casa, pero en su propio partido, y en su propio gobierno puede estar sembrada o floreciendo la semilla de la corrupción, como lo ha ya denunciado también Yeidckol Polevnsky.

La lucha contra el crimen organizado requiere más que voluntad, pero en este esfuerzo hay un área que puede ser fundamental para dar un duro golpe a la delincuencia vulgar o de cuello blanco que es la Unidad de Inteligencia Financiera a cargo de Santiago Nieto.

El funcionario, a cargo de la Secretaria de Hacienda, tiene un historial limpio y ha probado su decisión de actuar desde que estuvo en la Fepade, en la administración pasada.

Pero no bastan solo los buenos perfiles y las buenas intenciones, para limpiar la casa habrá que dar fuertes golpes de mando con ejemplares castigos a los corruptos, sean los enquistados en el gobierno, los vivales metidos en los partidos (incluido Morena), los pulcros de la iniciativa privada, el clero, los sindicatos, las ONG´s, las OSL´s, o cualquier otra institución o agrupamiento social donde exista corrupción.

De ese tamaño es el esfuerzo que hay que hacer pero por difícil que parezca no se debe cejar en él o de lo contrario todo habrá sido en vano.
La lucha apenas empieza y habrá de apoyarse a todo aquel que quiera realmente un México limpio, honesto y ético.

SUSURROS

La reiteración de que se construirá la refinería de Dos Bocas habla de la determinación de rescatar Pemex con apoyo Federal y además de cambiar de tajo la política de importar gasolina en lugar de producirla aquí.

Así es como debe leerse esta decisión presidencial y por ello se reveló que hay 50 mil millones de pesos para la refinería, cuya licitación podría anunciarse el próximo lunes cuando se celebre la expropiación petrolera.

salvadormartinez@visionmx.com

Twitter: @salvador_mtz

www.entresemana.mx

Compartir articulo

    Check Also

    AUNQUE PESE/ De lo público a lo privado

      SALVADOR MARTÍNEZ G. Fue en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari cuando se …