REFLEXIONES DE UNA MUJER CONTEMPORÁNEA/El matrimonio

Dayana Rodríguez

Ciudad de México, 07 de abril (entresemana.mx).  En la actualidad el matrimonio es un tema muy satanizado, como si contraer nupcias implicara perder tu vida entera y no solo eso: lo pintan como un infierno al cual deberías huir lo más rápido que puedas.

Los que nos atrevemos a tomar el siguiente paso en nuestra relación, escuchamos comentarios terribles, como, ¿para que se casan? Si todos se divorcian. Definitivamente, escucharás más comentarios negativos que positivos sobre el matrimonio y es verdad, existe una gran ola de divorcios en nuestro país y muchas partes del mundo, por lo que las estadísticas demuestran que gran número de los matrimonios, culminan con un divorcio a los dos años, por lo tanto, los comentarios no serán a favor de ello.

Entiendo que la vida, por más que la planees es totalmente impredecible y nunca sabes si te casas para divorciarte. Creo que “nadie” se casa con la esperanza de divorciarse, o esperando que suceda como un plan de vida, son las circunstancias lo que te lleva a ello.

Estoy consciente que el matrimonio no es un cuento de hadas que termina con un, “vivieron felices por siempre”, conlleva retos, amor, paciencia, fidelidad, comprensión, es la mezcla de una cantidad impresionante de combinaciones (por parte de los dos) para que funcione. En mi experiencia, en las pláticas matrimoniales que llevamos a cabo como requisito para contraer matrimonio por la iglesia, nos tocaron un par de parejas bastante sólidas y estables, que también te hablan con hechos de la parte buena de casarse y, claro, mencionaban que no era fácil pero tampoco es un infierno como muchos los mencionaban. En lo personal yo confió en ellos, pues los respaldaban años de matrimonio estable y experiencia.

Si existen matrimonios que funcionan y pueden llegar a ser felices ¿Por qué satanizar de esa manera el matrimonio? Al final te casas con la persona que amas, esa persona que durante la relación tuviste la oportunidad de ver sus defectos y cualidades, así como la otra parte vio lo mismo en ti, al final ambos decidieron unir su vida, con plena seguridad de que era esa la persona con la que querías estar. Se que puede dar miedo pensar en el futuro y en lo malo que pueda llegar a suceder; pero la vida en general es un riesgo, cada día es un riesgo, así que, ¿Por qué no apostar al amor?

Nada es fácil en la vida y aunque el matrimonio tenga sus complicaciones, en definitiva, creo que es mejor arriesgarse por el amor, que quedarte a un lado sin intentarlo por miedo a que te vayas a divorciar; te aseguro que también está el otro lado de la moneda, de matrimonios estables, que han sabido afrontar las crisis y ello los ha fortalecido como pareja. Así que tu decides si te quedas con los malos comentarios con respecto al matrimonio o apuestas a que vale la pena intentarlo.

Creo que el matrimonio no se debe tomar a la ligera, pues implica seriedad y madurez y se debe aceptar con la seguridad, de que es un acto de por vida (al menos si te casas por la iglesia y crees en su ideología).

 

¡Que tengas un excelente domingo!

Compartir articulo

    Check Also

    Trazan Sader y productores de miel líneas de acción para fortalecer el sector apícola

    >> Refrendan compromiso de trabajo unido para increm​entar la producción de miel. Ciudad de México, …