POSTIGO/ El PAN pasado de moda

 

JOSÉ GARCÍA SÁNCHEZ. La fragilidad del PAN lo obliga a exhibirse como el padre adoptivo del desperdicio de otros partidos. Esta vez su remedo de líder, convocó a Alejandro Armenta, senador y ex aspirante a la gubernatura de Puebla, por Morena.

La carencia absoluta de cuadros del PAN obliga a recoger lo que sea de donde sea. Seguramente en las próximas elecciones tendrá que echar mano de candidatos independientes quienes estuvo en contra sistemáticamente, lo cual lo hará ver cada vez más débiles.

Lo que hasta ahora se le ha ocurrido al líder del PAN, Marko Cortés, que tanto peleó por la presidencia de su partido, es el abucheo en las cámaras de sus contrincantes. El propio presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, el pasado jueves, durante la sesión solemne en la Cámara de diputados, llegó con más de media hora de retraso, llevó una porra con la encomienda de abucheara a los diputados de partidos diferentes al PAN y al PRD, en un acto de pena ajena.

Pero lo más grave, casi suicida para el PAN son las declaraciones que hacen acompañadas de especulaciones y mala suerte. Tal es el caso de lo dicho por Cortés, el pasado domingo en Ciudad Juárez, donde en un acto prácticamente de adivinación ficticia, aseguró que los habitantes de la zona fronteriza con Estados Unidos están decepcionados de Andrés Manuel López Obrador por incumplir su compromiso de bajar el IVA al 8 por ciento y el Impuesto Sobre la Renta al 20 por ciento.

Mientras hacía estas declaraciones ante el gobernador también panista Javier Corral Jurado, cuatro hombres y una mujer fueron ejecutados a tiros en Ciudad Juárez, Chihuahua. Según el reporte de la Fiscalía del Estado, los homicidios se dieron en tres hechos distintos, todos con armas de fuego de grueso calibre.

Uno de los temas favoritos de Marko Cortés es la inseguridad, la cual atribuye a López Obrador, en su desmedido afán por desgastar al gobierno federal: sin embargo, en Chihuahua y Guanajuato, ambos gobernados por el PAN, las muertes violentas son hechos cotidianos.

Cortés lamentó que el gobierno no le haya dado a los mexicanos los resultados en seguridad que la difícil situación exige, pues los asaltos y secuestros siguen siendo pan de cada día en buena parte del país. Las entidades con mayores índices de violencia son Guanajuato, Tamaulipas y Chihuahua, todos con gobierno del PAN.

Desesperado por la falta de cuadros echa mano de la imaginación y asegura que su partido tiene las mejores propuestas y al mejor candidato a la gubernatura.

Las especulaciones obsesivas de Cortés sobre la sospecha de que haya sido el gobierno federal quien ordenó la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Ericka Alonso y su marido el ex gobernador, Rafael Moreno Valle, son acusaciones que no sólo exceden la libertad de expresión sino que amerita una demanda; sin embargo, ante tal reiteración patológica del líder su pronunciamiento se vuelve contra quién lo expresa y desgasta, cada vez más, a su partido.

La campaña en busca del voto del PAN se basa en una orquestación de desprestigio contra Morena; sin propuestas, ni proyectos, ni ganas de triunfar. Así lo expresa claramente al convocar a los poblanos a no dejarse llevar “por la marca de moda” en la elección del 2 de junio.

La superficialidad y simplismo de ver la política del país y el desapego de la seriedad al ver la situación real de su partido, lo muestran como un verdadero aficionado a la política que lleva al abismo a un partido que con él o sin él está pasado de moda.

www.entresemana.mx

Compartir articulo

    Check Also

    POSTIGO/ El INE en la oposición

      JOSÉ GARCÍA SÁNCHEZ. Lo que debe ser imparcialidad en las autoridades electorales toma matices …